martes, 5 de noviembre de 2019

Resumen de la historia de la democracia, Atenas, París y los sistemas electorales



historia de la democracia

Desde que Montesquieu propuso la división de los tres poderes en: Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial, el mundo ya nunca fue lo mismo. No obstante para empezar a hablar de la Historia de la democracia, aunque pueda parecer rocanbolesco, tenemos que hacer un viaje en el tiempo hacia muchos siglos atrás. 

Ya en la antigüedad, muchos filósofos y pensadores estaban preocupados por encontrar una forma de equilibrio social y estatal donde el poder no recayera en manos de una sola persona o institución. Por aquel tiempo las implicaciones del gobierno tiránico o autoritario ya preocupaban en el incipiente ámbito político. Pero aún el desarrollo de la justicia social aún estaba muy lejos de lograrse plenamente. Además se sucedieron una serie de etapas oscuras que repercutieron seriamente en el bienestar de la población más desfavorecida, es decir el malogrado tercer estado.  


El movimiento de la Ilustración, división de poderes 


Tuvimos que esperar hasta los siglos XVII y XVIII, para ver algo de luz en el asunto de la historia de la democracia. El movimiento de la Ilustración presidido por el teórico John Locke (1632 - 1704) señalaba la necesidad de una división del poder político. Aún la Europa moderna estaba dominada por el gobierno absolutista. En un contexto donde la figura autoritaria del rey era salvaguardada mediante una obsoleta justificación religiosa. La voluntad del rey se justificada mediante su supuesta gracia divina. Y el pueblo se tenía que tragar con papa aquella autoridad egoísta, llena de injusticias y leyes sin pie ni cabeza. 

Locke y Montesquieu


Algunas décadas más tarde, aparece nuestro amigo Charles de Montesquieu (1689-1755) que apoyado en el legado del filósofo griego Aristóteles creo la obra  "El espíritu de las leyes". En este libro, el pensador francés intenta reformular de nuevo  las instituciones políticas a través de la llamada "teoría de los tres poderes". Su  hipótesis, la división tripartita, podría ser una solución a los desastres que iba dejando en su camino el régimen absolutista. En la historia de la democracia fue un problema que se repite como veremos.

Montesquieu señalaba que cada uno de estos poderes equilibraría a si mismo la autonomía y la intervención de cada uno de ellos. No podían existir separados, ya que cada uno de ellos era demasiado autoritario y juntos era la única forma de propiciar una situación armoniosa.

El Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial

El Poder Ejecutivo tendría la función de observar las demandas de la esfera pública y garantizar los medios apropiados para satisfacer las necesidades de la comunidad dentro de lo que determina la ley. Por lo tanto, los miembros del ejecutivo no pueden sobrepasar los límites de las leyes creadas.

Por su parte, el Poder Legislativo tiene la función de reunir a los representantes políticos y establecen la creación de nuevas leyes. Así, cuando son elegidos por los ciudadanos, los miembros de la legislatura se convierten en portavoces de las aspiraciones e intereses de la población en general. Además los miembros de la legislatura tiene la tarea el cumplimiento de la ley por parte del ejecutivo.

Aunque no es un sistema completamente perfecto. En muchas situaciones, podemos ver que la mera presencia de la ley no es suficiente para definir claramente los límites entre lo legal y lo ilícito. Pero entonces en tales ocasiones, los miembros del poder judicial tienen la tarea de juzgar, sobre la base de los principios legales, cómo se resuelve un problema o problema. Los jueces, fiscales y abogados del poder judicial asegura que los problemas cotidianos concretos se resuelvan a la luz de la ley y la justicia social.

Entonces podemos resumir que:


  • Poder legislativo: es el que se ocupa de redactar o modificar leyes. Está compuesto por parlamentarios, es decir, concejales (municipios), diputados estatales (estados) y diputados federales (país). Además de ellos, también está el Senado, que está formado por senadores.

  • Poder ejecutivo: se trata de la aplicación de leyes y políticas sociales. Está representado por los administradores, es decir, los alcaldes (municipios), los gobernadores (estados) y el presidente (país).

  • Poder judicial: es responsable de juzgar los delitos y evaluar las leyes, sean constitucionales o no, es decir, si obedecen la Constitución Federal. Está representado por jueces , siendo el único de los tres poderes que no es elegido democráticamente por el pueblo. 

los tres poderes

La creación de la democracia en Atenas


Ahora que se entiende esto vamos a dar un salto hacia atrás para comprender mejor la historia de la democracia. ¿Has oído hablar de la democracia? Estoy convencido que si e incluso sé que sabrías definir lo perfectamente en pocas palabras, "el poder recae en el pueblo".Pero quizás no sabias que la palabra democracia tiene su origen en el idioma griego y significa "gobierno popular".


  • demos = pueblo; cracia = gobierno, dominio


La democracia fue a forma de organización política de los ciudadanos atenienses. durante un período tiempo del 510 a. C. a 404 a. C.) Fue en la ciudad-estado de Atenas donde por primera vez en la historia existió una forma de gobierno democrático. ¿Pero cómo surgió la democracia en Atenas? ¿Se ha asemeja al gobierno democrático actual como lo entendemos hoy?

La ciudad-estado de Atenas estaba ubicada en Attica, una región de muchas montañas y colinas que se alzaba entre pequeñas llanuras, muy cerca del mar Egeo. La formación de Atenas se debió a la ocupación pacífica de la región por los jonios, que fundaron la ciudad-estado. Desde el siglo VII a. C., la ciudad fue gobernada por una oligarquía, una forma de gobierno cuyo comando estaba en manos de unas pocas personas.

La población vivía de la agricultura, pero las pocas tierras fértiles estaban en manos de los aristócratas, un pequeño grupo de familias que poseían las mejores y más grandes parcelas. ¿Te suena de algo?  A los pequeños agricultores les resultaba cada vez más difícil sobrevivir de lo que se producía. Al mismo tiempo, la población de la ciudad-estado estaba creciendo y la escasez de alimento resultaba un serio problema.

Para cultivar sus tierras, los agricultores recurrian a préstamos, que a menudo no podían pagar. Al convertirse en deudores, los agricultores perdieron sus propiedades y se convirtieron en esclavos.
El aumento de la población y el riesgo de convertirse en esclavos llevaron a muchos atenienses a abandonar la ciudad y buscar otros lugares para vivir. Establecieron colonias en varios lugares, como Egipto, el Mar Negro y varias partes del Mar Mediterráneo. Incluso formaron Magna Grecia, la Gran Grecia, en la península itálica.

expansión griega


Este proceso de expansión griega se conoció como la Segunda Diáspora griega, entre los siglos VIII y VI aC La diáspora significa la dispersión de un pueblo. En este sentido, los griegos comenzaron a dispersarse, esparcidos por tierras alrededor de los mares de la región mediterránea.Esta dispersión y colonización creó una serie de nuevas ciudades estado y también una red comercial entre ellas. Los comerciantes de Atenas pudieron aprovechar este comercio, enriqueciéndose. Pero, ¿qué tiene esto que ver con la democracia?


El comercio marítimo generó una inmensa riqueza para Atenas

Ese enriquecimiento de los comerciantes los llevó a impulsar una mayor participación política dentro de Atenas, ya que el poder estaba en manos de los aristócratas, los terratenientes. También hubo insatisfacción con los pequeños propietarios, que exigieron que la tierra se redistribuyera y que se pusiera fin a la esclavitud por deudas.Así,  esos dos grupos, los comerciantes y pequeños propietarios, pudieron llegar a presionar a los aristócratas para obtener una mayor porción de poder en la organización política de Atenas.

Dracón y Solón


En ese momento, las leyes no estaban escritas, solo se memorizaban. Además solo las conocían las  las familias aristocráticas,  interpretándolas según sus propios intereses. La creación de un código de leyes escritas garantizaría a los demás habitantes de Atenas también fueran conocedores de las leyes y que no se pudieran cambiar a capricho. Esto daría sin duda a una aplicación de la justicia más clara, ya que todos podían leer a qué se referían las leyes. Fue el legislador Dracon quien  creó ese primer código en 621 a. C.

Otro legislador que se dio a conocer en Atenas fue Solón, quien en 594 a. C. abolió la esclavitud por deudas. También creó un consejo, el Bulé, compuesto por 400 miembros que administraban la ciudad, y Eclesia, una asamblea donde los ciudadanos de Atenas podían discutir y votar sobre las leyes creadas por el Bulé.

No obstante aún no era un sistema democrático tal como hoy lo entendemos. No todos los ciudadanos  participaron, y no todos fueron igual de importantes. Solo eran considerados  ciudadanos de Atenas a los hombres, hijos de padres y madres atenienses, mayores de 18 años. Y aquellos con mayores ingresos también tenían mayor relevancia a la hora de  participar en Bulé y Eclésia. No se consideraban ciudadanos ni a mujeres, esclavos o extranjeros (metecos).


La democracia  en la actualidad, sistemas electorales


En la actualidad las estructuras políticas de los países que viven bajo un gobierno democrático se sustentan bajo nuevo pilar democrático, los partidos políticos. Podemos definir "partidos políticos" como una organización centrada en disputar el control legítimo del gobierno de una nación a través de un proceso electoral, es decir, votando. Lo más común es encontrar sistemas políticos bipartidista donde solo dos partidos políticos compiten por el poder, o multipartidistas, donde varios partidos diferentes se involucran en la disputa política.

La organización del partido es la clave para mantener un gobierno representativo, es decir, un sistema político en el que los miembros de la sociedad sujetos a un gobierno eligen a los individuos para representar sus anhelos. Esta forma de gobierno representativo se justifica ante las dificultades inherentes a un sistema de decisiones directas, en el que la población votaría directamente sobre los asuntos de su gobierno, ya que la votación absoluta frecuente es costosa, requiere mucho tiempo y es muy poco práctica.

Noberto Robbio


 Noberto Bobbio define un sistema electoral como los "procedimientos institucionalizados para asignar cargas por los miembros de una organización o algunos de ellos". Más simplemente, un sistema electoral es la forma en que se estipulan las reglas que rigen la forma en que se emiten los votos.

 Sistemas mayoritarios y proporcionales

Podemos identificar dos grandes familias de sistemas electorales: los mayoritarios y los proporcionales. También hay un tercer sistema, que es la combinación de ciertas características de estos dos y que se identifica como un sistema electoral mixto. Sin embargo, en este texto cubriremos solo los sistemas mayoritarios y proporcionales.

La diferencia básica entre los dos principales sistemas electorales es que, si bien el sistema mayoritario busca garantizar la elección de los candidatos que pueden obtener la mayor cantidad de votos, el sistema proporcional busca garantizar que las posiciones que se distribuya en proporción a la cantidad de votos recibidos por los competidores.

Las discusiones recientes han reavivado propuestas de reforma política que tienen lugar en nuestro sistema político también debaten los méritos y deserciones de estos sistemas electorales. Quienes defienden la adopción de un sistema mayoritario se guían por la tendencia al bipartidismo o al unipartidismo. La ventaja estaría en el mayor control que los votantes tendrían sobre sus representantes, quienes serían elegidos directamente por conteo absoluto de votos. Quienes abogan por el sistema proporcional entienden que en el parlamento de una nación, la diversidad de la comunidad que lo eligió debe estar representada. Teóricamente, las elecciones proporcionales garantizarían que las minorías pudieran obtener representación incluso con una pequeña cantidad de votos.
 la asamblea nacional francesa

El camino hacia la democracia actual, la asamblea nacional francesa


No podíamos terminar este post dedicado a la historia de la democracia sin hablar de la asamblea nacional francesa de 1789 que puso fin al Estado absolutista en Francia. Pero para comprender qué fue la Asamblea Nacional francesa, que comenzó en 1789 y se disolvió en 1791, es necesario recuperar algunos de los acontecimientos que llevaron a Francia a la revolución.

Con la crisis económica y política que surgió en Francia durante el reinado de Luis XVI, la alta burguesía y los otros miembros del llamado "Tercer Estado" llegaron a ejercer una gran presión contra la administración del monarca absolutista. Esta presión tenía como objetivo ganar legitimidad política para los burgueses y, en consecuencia, poner fin a los privilegios que tenían los Estados Primero y Segundo, a saber, la nobleza y el clero, respectivamente.

El punto culminante de esta crisis fue desencadenado por la convocatoria de los Estados Generales en mayo de 1789 por el rey para votar medidas que cumplieran los deseos de todos. El voto fue tomado por un representante de cada estado, por lo que el tercer estado siempre perdería 2 votos contra 1. Los representantes del tercer estado se rebelaron contra tal movimiento y salieron a las calles de la capital francesa, París.

En medio de la insurgencia de la población, los líderes burgueses se declararon en la Asamblea Nacional Constituyente, es decir, se reunieron para redefinir radicalmente los fundamentos políticos de Francia al redactar una nueva Constitución. La Asamblea Constituyente dejó en claro que la fuente del sistema legal de Francia serían las personas, la población misma. Por lo tanto, la Constitución que se redactaría sería una Constitución ciudadana, un modelo que sería adoptado por las naciones que se formaron en el siglo XIX.

 Una de las principales medidas de la Asamblea se tomó en la tarde del 4 de agosto de 1789: los diputados votaron para abolir los derechos feudales aún vigentes en Francia.Otra medida importante fue  la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Esta declaración resolvió puntos como los derechos indispensables que serían: libertad, propiedad, seguridad y resistencia a la opresión. También aseguró al pueblo la fuente de soberanía, libertad religiosa, libre expresión de opinión, impuestos equitativos, entre muchos otros temas decisivos que influyeron en el derecho civil y penal moderno, así como en las constituciones de las democracias contemporáneas.



No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?