sábado, 24 de noviembre de 2018

La historia de BMW y sus principales modelos.


Abordar la historia de esta gran marca nos obliga de alguna manera a trasladarnos a principios del siglo XX donde se produce un incipiente desarrollo de la aviación sobre todo en la Primera Guerra Mundial”. 


De hecho este fue el inicio de tan emblemática marca alemana aunque una empresa dedicada solo a este tipo de producto pronto se vio afectada por la imposición de los países vencedores que tras el tratado de Versalles le prohibieron la construcción de aviones. Pero pronto desde el propio taller bmw se encontraría la salida a tal encrucijada que vino de la mano del diseño de Max Fritz que presentó en el Salón del automóvil de París la primera motocicleta del taller bmw denominada R32 en 1923. 

Ya en 1928 el taller bmw dedicado a la producción de automóviles estaba dando sus primeros pinitos que le llevaría a su posterior prestigio en el sector. En el año 1930 se presenta el bmw, un coche bastante pequeño pero que logro un gran éxito sobre todo porque ofrecía elegancia y velocidad.  No obstante pese a este éxito afortunado, la empresa no dejo de fabricar aviones y en 1932 aparece el popular hidroavión Dornier modelo “Ballena”. Pero quizás la fama  y el comienzo de tan prestigiosa marca se deba exclusivamente a el modelo bmw 303 que sirvió de base para la aparición de los diferentes modelos turismos, coupé, descapotables y posteriores deportivos.

En 1936, se presenta el coche deportivo más veloz que la marca nunca había fabricado el Roadster 328.  Este coche sin duda revolucionaba la forma de trabajar del taller bmw. Destacaba por su ingeniería de vanguardia con un chasis tubular, un motor de 6 cilindros acoplados en una culata de aleación ligera, una distribución de válvulas totalmente innovadora y tres carburadores de tiro hacia abajo. Conscientes de que gracias a la innovación la marca había logrado salir de momentos muy difíciles debido a las distintas circunstancias adversas y arrastradas por las dos guerras mundiales, pronto en 1954 saldría al mercado el primer motor V8 que dio paso al primer turismo alemán con frenos de disco. De esta época se recuerda el éxito que tuvo el modelo bmw 507 del alemán Albrecht Graf Goerts que también estuvo disponible en su versión deportiva. 

Gracias a la calidad de los vehículos pronto la marca también empezaría a destacar en vehículos diseñados para la carreras de choches.  En 1973 mientras se presentaba el bmw 3.0 CSL con el primer sistema de frenos antibloqueo, la compañía empezaba a sobresalir en el mundo de las carreras ya que había ganado seis veces en campeonatos de Europa. Para asombro de muchos en 1978 la marca lanza al mercado el M1, un coupé deportivo de un diseño destacable que desarrollaba un motor de 262 CV.  No olvidemos que a principios de los ochenta, la marca era conocida por el poderoso motor para fórmula 1 que le llevo a la victoria en el Campeonato del mundo gracias también al piloto Nelson Piquet.

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?