martes, 6 de noviembre de 2018

Continuación del resumen del libro de Fedón de Platón


 Su estructura: (Resumen del libro de Fedón de Platón)



·         I. (57a-60b).Dialogo introductorio Encuentro de Fedón y Equécrates.  Comienzo del relato. Tras la pequeña introducción de la conversación de Fedón donde comienza a narrar como fue el último día de la vida de Sócrates. (60b 69e4.)Sócrates junto a sus discípulos en la prisión empezará a entrar en materia hablando de la conexión entre placer y dolor para describir la actitud del filósofo ante la muerte donde se afirma con rotundidad en la inmortalidad del alma.



·         II. Los primeros argumentos sobre la inmortalidad del alma (69e5-84b7). 1) Argumento de la compensación de los procesos contrarios, carácter cíclico del cambio. 2) Argumento de la reminiscencia. 3) La afinidad del alma con las Ideas. El saber 4) El modo de vida condiciona el futuro del alma.



·         III. Discusión de argumentos precedentes. (84c-91c). 1) Las objeciones de Simmias y Cebes.2) Comentario sobre el escepticismo originado en la confianza precipitada e insegura.





·         IV. Nueva argumentación (91c-107b). 1) Trascendencia del alma respecto de su unión con el cuerpo .2) Sobre la generación y la corrupción y las causas de lo real: recapitulación de la objeción de Cebes, insuficiencia de la explicación mecanicista, insatisfacción y desengaño ante la postura de Anaxágoras, propuesta de un nuevo método como deúteros ploûs. Análisis del lenguaje y la dialéctica.3) Nueva argumentación, basada en la exclusión mutua de los contrarios en sí, y en que la idea del alma excluye la idea de muerte.



·         V. El mito escatológico (107c-115a). El viaje al Más Allá, la descripción de la fabulosa geografía del otro mundo y el destino de las almas tras el juicio, son los tres elementos del mito que se propone como un complemento a la discusión anterior.





·         VI. Los últimos gestos de Sócrates (115b-118). Donde aparece el mito escatológico y la Muerte de Sócrates.  Se menciona la descripción de su actitud ante la muerte.



Debemos recopilar los argumentos centrales para llegar al núcleo dogmático de la teoría platónica. Aunque se podrían resumir en estos conceptos de forma ordenada muerte, inmortalidad, reminiscencia y preexistencia. De ese modo se debe partir de exponer las cuestiones relativas a las formas de diálogo entre Sócrates, Fedón, Cebes y Simmias. Esto nos llevara a desarrollar con más profundidad los argumentos centrales del texto como el origen de los contrarios y su relación con la dialéctica platónica, la indisolubilidad de lo simple y la reminiscencia. No debemos olvidar que son todas las bases de la teoría de las Ideas de Platón. Y es que en el momento que Fedón nos abre la puerta a la prisión donde se encuentra un Sócrates sonriente y tranquilo sin ninguna sombra de tristeza o cansancio, nos está no solo delatando su proximidad a la muerte sino que también vamos a recibir un ejemplo completo de su Filosofía que puede resumiré en la convicción de que existe una esperanza al encontrar una vida mejor que la nuestra. Donde nos demuestra el valor de la vida, su vida no es más que una meditación de la muerte.  Platón entonces decide explicar por boca de Sócrates todos los problemas relacionados con esta afirmación.



3.      Conclusiones del Resumen del libro de Fedón de Platón



Para muchos autores el contenido de esta obra de Platón es tan rica que incluso el título y subtítulo de (sobre el alma) se quedan cortos.  Claro está que la trama central del dialogo se destina a la discusión de los argumentos que se dan en pro y en contra de la inmortalidad del alma pero en aparecen otros elementos de capital importancia que en cierta forma desbordan al contenido inicial.  Por otro lado debemos señalar que para Platón este dialogo no es una simple despedida de Sócrates o un simple relato de la condena de su maestro o las circunstancias que rodearon su muerte.





Sus intenciones eran aún más ambiciosas, ya que trata de dejarnos un documento vivo sobre la Filosofía de la muerte tomando como base la muerte de un hombre ejemplar y mítico filósofo como Sócrates. No cabe duda que el relato de esta conmovedora despedida, demuestra el interés por Sócrates así como la manifestación de aspectos metafísicos de la muerte e inmortalidad del alma. Donde el testimonio de Platón, no hace descubrir su gran vocación filosófica y nos descubre inquietudes que ni si quiera Sócrates hubiera reparado como los relacionados con la muerte y la inmortalidad del alma.  Tenemos que tener presente que Fedón es una obra del periodo de madurez de Platón y que como tal nos encontramos en un momento clave de su evolución intelectual. Realmente esta obra se puede resumir en la recreación de la anécdota de la muerte del que consideraba su maestro para utilizar como hilo conductor para presentarnos su propio pensamiento. Quizás lo que más pueda llamar la atención es la forma tan ingeniosa con la que se personifica a la figura de Sócrates para anunciarnos una nueva concepción de la filosofía. Y el día de su ejecución es considerado el episodio ideal para presentar el paradigma de la filosofía donde la muerte se convierte en un símbolo inequívoco de la comunicación del alma con lo divino.  Aunque no olvidemos que esta reflexión filosófica cobra mayor importancia al encontrarse en un profundo periodo de transición de la obra de Platón que aún se encuentra influenciado por el recuerdo de su maestro.

No obstante debemos mencionar tal como se ha hecho en muchos estudios, que la elección de la ejecución de Sócrates para presentar su concepción filosófica, puede dar lugar a malentendidos.  Sobre todo como apuntan los expertos en esta materia, sería equívoco creer que el tema excluyente de la discusión del dialogo de ese día fuera la muerte física y así como la inmortalidad entendida como simple supervivencia individual del alma. De hecho podemos observar como los primeros que se ven envueltos en esa confusión son los dos primeros interlocutores de Sócrates, como son los tebanos Simias y Cebes. Estos dos personajes ven con sorpresa la serena actitud que muestra su maestro en sus últimos momentos.  La actitud de Sócrates no es más que la necesidad de manifestar que su firme creencia en que existe algo más allá de la muerte, le impide tener temor hacia ella.  











No cabe duda que los discípulos quedan sorprendidos al escuchar en propia voz de su maestro que la orada de sus “otros dioses” había que buscarla en el Hades. Esta afirmación se podría considerar incluso más radical que un simple alejamiento de la concepción homérica. Mostraba, así, la posibilidad de distinguir entre la muerte del filósofo de la muerte física. Recordemos que la visión tradicional de la muerte inspiraba temor y rechazo sobre todo teniendo presente las nefastas consecuencias de la partida definitiva de la psykhé. Por ello Platón nos muestra una visión de la muerte que pierde su carácter trágico y amoral para alejarse de la escatología homérica, donde deja de ser un fenómeno puramente natural para convertirse en sinónimo de virtud. De esa forma el descubrimiento del destino humano y de la vida post-mortem dependerá del comportamiento que se haya tenido en la fase terrenal. En este sentido debemos mencionar que Sócrates manifiesta que la sabiduría es una acción purificadora y las demás virtudes son las iniciaciones, ambas necesarias para alcanzar el Hades y no hundirse en el fango. En este sentido muchos analistas de la obra de Platón especulan el posible interés por las vertientes de ese heterogéneo conjunto de doctrinas filosófico-religiosas  llamadas “Orfismo” debido a sus viajes por Italia y Sicilia.  También debemos mencionar que el personaje de Sócrates  tampoco parece ocultar su particular visión de los misterios envuelven a la muerte física.

Recordemos que Platón al escribir el Fedón estaba atravesando la fase más intelectual de su pensamiento donde podemos resaltar el gran impacto que le produjo el descubrimiento de una nueva forma de concebir las matemáticas. Esto le llevaría  a concebir  un ritual de purificación al paradigma inmortal del compromiso de Sócrates. De hecho la vida a la que hace referencia es concebida como el momento de preparación del alma para alcanzar el conocimiento de las ideas. No olvidemos que Platón va a utilizar la muerte como una acción liberadora de lo sensible para separarlo del carácter consciente e intelectual donde existe una  comunicación del alma con la realidad. Por ello podemos afirmar que la muerte de Sócrates representa ese momento culminante de la búsqueda racional de lo real. Muchos autores mencionan que sería posible que Platón no estuviera del todo convencido acerca de que pudiera darse la contemplación cara a cara de lo divino postulando una fe al alcance de hombres excepcionales como el mencionado Sócrates.  Realmente se puede intuir que su inicial aventurada hipótesis se convierte en pensamiento discursivo para llegar al proceso dialectico.



La concepción de la muerte de Platón implica la separación de cuerpo y alma. De hecho podemos mencionar un momento del diálogo donde Sócrates se refiere  a su cuerpo estrictamente dicho diferenciándolo del dominio inteligente. El cuerpo es considerado materia sin conciencia donde sus continuas necesidades se ven como fuente de dispersión e incluso se hable de pérdida de tiempo.  Esta irracionalidad que produce el cuerpo será para Platón causa de engañarse pensando que vale la pena vivir por cosas tan insignificantes como la riqueza, placeres sexuales, la búsqueda del honor…etc.


No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?