jueves, 5 de octubre de 2017

Los retos y transformaciones actuales en el mundo laboral

Se habla de los procesos de elaboración de políticas públicas. Queremos hacer una reflexión sobre el artículo de Marcel Jansen sobre las políticas de empleo a tiempo parcial en España, respondiendo razonadamente a unas preguntas clave.



El artículo de M. Jansen habla de una política pública, identificando las cuatro fases del proceso de elaboración o diseño de esta política de empleo a tiempo parcial. Las  cuatro etapas son iniciación, donde se construye el problema; elaboración, donde se estudian las alternativas para abordar el problema; implantación de la alternativa elegida; y por último surge la evaluación, donde realmente se toma la decisión de su mantenimiento.

El artículo de M. Jansen no hace referencia a movimientos sociales ni partidos que impulsen una decisión en el área del empleo a tiempo parcial, pero eso no quiere decir que no exista tal impulso. Por el contrario, sí se menciona un factor que juega un papel a la hora de obligar a los agentes políticos a actuar: la exigencia por parte de la Unión Europea de regulación del trabajo a tiempo parcial. Por otra parte, el problema al que se ha de hacer frente es claro: la elevada tasa de desempleo, en particular entre los jóvenes. La regulación del trabajo a tiempo parcial sería una de las alternativas para mejorar la situación.

La alternativa elegida se pone en práctica mediante la introducción de cambios en la regulación del empleo a tiempo parcial a través de un Decreto Ley. La fase de implantación implica también acciones por parte de la administración pública (que no se mencionan en el artículo) y posiblemente también por parte del Poder Judicial, encargado de establecer que la normativa se ajuste a derecho. En este sentido, el autor muestra dudas sobre el encaje jurídico de algunos aspectos del Decreto Ley y parece anticipar la futura intervención de los jueces.

Corresponde al gobierno y a la administración evaluar la efectividad de la política pública y tomar una decisión sobre su continuidad, y el artículo no dice nada sobre estas actuaciones, pero el autor sí analiza de forma preliminar la regulación, concluyendo que no parece que mejore ni la cantidad ni la calidad del empleo. Es posible que el gobierno llegue a esta misma conclusión tras sus propios análisis y modifique de nuevo la regulación, o bien que no haga nada y la deje como está.

Factores que favorecen la incorporación de políticas de empleo a tiempo parcial

De los factores mencionados en los materiales, uno parece jugar un claro papel en la regulación del empleo a tiempo parcial, la magnitud de la población implicada, y ello por el elevado volumen de personas desempleadas. Tal como dicen los materiales para el caso de la educación, el desempleo afecta de un modo u otro a la gran mayoría de familias en España.

Un segundo factor vinculado al anterior podría haber influido para incorporar la regulación en la agenda pública: las reacciones emocionales alimentadas por los medios de comunicación, que contribuyen (además de la experiencia de los afectados) a que la sociedad tome conciencia de la magnitud del problema del desempleo y demande soluciones.


Respecto al resto de factores mencionados en los materiales, el elevado desempleo no constituye una emergencia imprevista, ni parece que los potenciales beneficiarios de un mejor accesso al trabajo a tiempo parcial hayan podido organizarse para demandar reformas en su regulación.

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?