miércoles, 23 de noviembre de 2016

Resumen de las medidas para el control de armas de Barack Obama


Para muchos, los libros de historia hablarán de Obama como el primer presidente de los EEUU que además de ser el primero afroamericano, llevo al país a un cambio de política que se acercaba más a los intereses de los ciudadanos. Y en parte ha sido así, Obama se le considera un líder pragmático al servicio de la comunidad, pero también hay ciertas parcelas a las que no ha podido llegar para completar su ansiado lema “gobierno para todos·”  Realmente no ha podido cumplir con todas las expectativas que su campaña creo, y esto ha hecho perder muchos votos.





En ejemplo claro, ha sido en la polémica reforma del control de armas donde Obama no puede ponerse de acuerdo con algunos grupos de interés y partidos políticos pero si en pro de la inmensa mayoría del pueblo estadounidense. Esto ha hecho desatar una tormenta política, por un lado los que afirman que Obama está haciendo una mala utilización de sus poderes. Recordamos que la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos protege el derecho a portar armas aunque el factor clave va más allá de esto y se posiciona ante los distintitos intereses económicos de venta de armas. Y por otro lado,  el sector que pide el cambio en esta política piensa que su presidente no ha hecho demasiado


Resumen de las medidas para el control de armas de Barack Obama


Si. La verdadera base del liderazgo de Obama es la escucha empática de sus votante que le ha hecho sustituir una política del enfrentamiento hacia la diplomacia. Y aunque en sus dos legisladoras,  Obama ha tenido también muchas dificultades en llevar a cabo ciertos proyectos, en general a este presidente se le enmarcar dentro del grupo de los líderes políticos que busca el servicio a la comunidad. Aunque para muchos no ha llegado al nivel de lo que supuso Lincoln o Roosvelt. No obstante debemos señalar que Obama ha mostrado siempre un interés por llevar a cabo políticas públicas aunque no ha llegado a los niveles deseados debido a no lograr el consenso necesario.






No hay que olvidar que la mayoría de medidas que ha impulsado Obama desde sus inicios, en teoría, abría una gran horquilla a la introducción de políticas públicas. Recordemos también que en el primer día de su mandato ordenó suspender durante cuatro meses los tribunales de Guantánamo, marcando su legislatura hacia la diplomacia y el acercamiento a distintas comunidades.

El control de armas, el asunto más importante en la agenda de Barak Obama


Las nuevas medidas del control de armas, sin duda, responden a la importancia que le ha dado este presidente a la política pública. Su cometido es reducir la violencia con la ayuda de la tecnología para la fabricación de armas inteligentes y del sistema de registro de salud mental. Todo ello a causa de las últimas tragedias sucedidas en el país que ha causado muertes innecesarias. La Casa Blanca estima que en los EEUU, existen más de 30.000 muertes al año por tiroteos, violencia doméstica y suicidios.  Concretamente, Obama se ha referido a los 20 niños asesinados en el tiroteo de la escuela de Sandy Hook de Newtown en 2012.

Sobre todo en el caso que nos ocupa con la nueva política de armas, encajaría el tercer modelo de red o trama sobre todo ante la existencia de relaciones multilaterales diferentes y la existencia de un amplio abanico de actores implicados centrado en un mismo problema pero con distinta óptica.  Verdaderamente Obama se encuentra muy presionado, por un lado las miles de cartas de padres, profesores y niños que recibe cada día respecto a la problemática del uso de las armas. Y por otro ante el vacío legal sobre las ventas de las armas, los intereses económicos que existen en ese sector y por disponer de partidos políticos de peso en contra de las medidas que quiere adoptar


Sin duda el estilo de elaboración y aplicación de la política pública de Obama seria reactiva-impositiva. Ya que se pueden considerar reactiva ya que obedece a la existencia de una crisis abierta y petición de una gran parte de la población ante las consecuencias nefastas que han propiciado la antigua política de armas.  Y en segundo lugar impositivo, ya que Obama es el actor que intente imponer su posición frente a un gran número de opositores que no quieren perder los privilegios respecto al mercado de las armas y su propio uso.


No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?