domingo, 23 de octubre de 2016

Resumen del libro El hombre en busca de sentido



Resumen del  libro El hombre en busca de sentido, versión castellana de la obra de Viktor Frankl.
Durante toda la obra el autor muestra anécdotas inéditas de las personas que habían compartido aquel sufrimiento tanto fuera del campo de concentración como dentro que tenían un denominador común, la perdida de los seres queridos.  

De ese modo podemos entender como el autor tiene casi obligatoriamente, tocar una serie de aspectos mentales y emocionales que van desde la apatía, desilusión, perdida de la voluntad hasta la vuelta a encontrar la esperanza, amor y ganas de vivir. No olvidemos que en cada etapa existe una serie de acontecimiento que la hace única, donde aparecen emociones y distintos estados psicológicos de los prisioneros, sumamente complejas que son dignas de reflexión. Todo ello le hace, que pueda sentar las bases de la tercera escuela de Viena de la Psicología, la Logoterapia, pensada como ciencia del sentido de la vida.

Introducción, resumen del hombre en busca de su sentido


En una primera interpretación del resumen del hombre en busca de su sentido , la obra de Viktor Frankl, protagonista y  psicólogo superviviente de un campo de concentración nazi, lejos de resultar una lectura demasiada deprimente o incomoda, trae consigo sorprendentemente  la llave que servirá a cualquier persona que la lea, para encontrar el camino para vivir una vida plena. Y es que en el contexto de las condiciones de la vida  infrahumanas propias de  un campo de concentración, donde se intenta destruir la dignidad del ser humano, paradojamente puede surgir también  con fuerza, la reivindicación de la esperanza.  

De esa forma, esta magistral obra se convierte verdaderamente en un canto de esperanza para acercar la posibilidad de coger las riendas de nuestra propia existencia a pesar de las condiciones desfavorables que se tengan.  Sin olvidar, que partiendo de la libertad interior, se puede llegar tanto a la autodestrucción, como a la auto- realización.  Concretamente, Viktor Frankl, elige sin ninguna duda, vivir tal como expresa tan acertadamente en esta frase  “vivir desde el sentido en medio del sin-sentido”. Todo ello hasta el punto de que es posible encontrar la felicidad y el sentido de la vida a pesar de que existan factores negativos y duros obstáculos. Para hacernos reflexionar que quizás en una vida rodeada de toda clases de circunstancias favorables como el dinero, salud, familia, sino se tiene la actitud necesaria para la felicidad, incluso se puede llegar a tener una vida vacía llena de infelicidad. Más adelante podrás disfrutar del resumen del  libro El hombre en busca de sentido por capítulos. 




En el resumen del  libro El hombre en busca de sentido te puedes dar cuenta que es una obra autobiográfica. El médico psiquiatra, cuyo escenario es  la segunda guerra mundial, privada de libertad y sometida a trabajos forzados, que le llevaran, en un principio a pensar en el suicidio, se convierte por el contrario, en un camino que le llevará a encontrar el verdadero sentido de la vida, síntomas  que lector progresivamente van a ir descubriendo. Siendo testigo de cómo poco a poco para cambiar, la panorámica misma de la situación, el protagonista se acoge a otra forma de pensar que lo salva. 

La obra comienza, cuando el protagonista decide quedarse en Viena en lugar de marcharse a los Estados Unidos, sabiendo que su vida corría peligro. Como era de esperar toda la familia es deportada a Auschwitz, donde lo separan de su madre y esposa teniendo que ver morir a su padre.  Prácticamente, el libro se divide en tres fases que corresponden a los diferentes acontecimientos del protagonista y a las fases de cambio. La primera fase, Internamiento en el campo, segunda fase, la vida en el campo y la tercera fase, la liberación.  Y durante el transcurso de estas fases, como hemos indicado, vamos a ver una evolución sorprendente por parte del protagonista que parte desde el síntoma del shock y la incertidumbre de la primera fase, pasando por una segunda fase de apatía al descubrimiento de la esperanza, hasta una tercera parte de total desahogo. Si no tienes el libro puedes observar esta trama en el resumen del  libro El hombre en busca de sentido que tenemos al final.

No obstante para entender su obra también es importante dar algunas pinceladas para conocer algunos detalles importantes de su pensamiento y vida. Sabemos que Viktor realizo sus estudios de bachillerato en el Realgymnasium entre 1916 a 1624, donde demostró una precepción de la realidad humana y un especial interés por las ciencias. También debemos destacar su interés sobre el psicoanálisis de Sigmund Freud aunque no está del todo de acuerdo con su postura determinista ni con la visión reduccionista del hombre como se puede apreciar en el contenido sustancial de su obra.

 En el año 1930, Viktor consigue su doctorado en medicina y se le asigna una sala dedicada al tratamiento de mujeres con tendencia al suicidio. Ya en 1933 ejerce como Psiquiatra-Psicoterapeuta en la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Viena. En 1939, es nombrado jefe del Departamento de Neurología en el Hospital Rothschild de Viena. Como hemos comentado en los primeros años de la guerra el protagonista intenta obtener el visado que le llevaría a una vida de desahogada en América donde ejercer su profesión, sin embargo lo detuvo la idea de dejar a unos padres demasiados ancianos.  En diciembre de 1941, contrae matrimonio con Tilly Grosser y al año siguiente es deportado al campo de concentración de Theresiendestadt asignándole el número 119.104 como prisionero.

Su padre muere en el campo de Theresiendestadt el 13 de febrero de 1943 a causa de la debilidad y dos neumonías con edema pulmonar a los 82 años. En octubre de 1944, Viktor se tendrá que despedir de su madre porque es trasladada a Auschwitz junto a su esposa y morirá en la cámara de gas a los 65 años de edad. Su esposa Tilly, morirá en el campo de concentración de Bergen-Belsen. El protagonista pasara por dos campos filiales de Dachau: Kaufering III y Turkheim donde será liberado el 27 de abril de 1945 por las tropas norteamericanas para regresar a Viena. Una vez liberado, tiene que asumir verdaderamente, las perdidas familiares y luchar otra vez para buscar de nuevo el sentido de la vida. Fue entonces cuando poco antes de la Navidad de 1945, decidió escribir esta obra que fue directamente dictada a tres secretarias durante nueve días a la que título, “Eim Psycholog Erlebt das Konzentrationslager (Un psicólogo en el Campo de Concentración). Esta obra que logro ser la válvula de escapa del sufrimiento vivido también fue enfocada para ayudar a buscar el camino de la esperanza a cualquier persona que estuviera viviendo las consecuencias tan nefastas de la guerra.  Se sabe que Víktor Frankl moriría en septiembre de 1997 a consecuencia de un fallo cardíaco a los 92 años de edad.

Se sabe que Frankl empezó  a escribir desde muy temprano, de hecho se tiene constancia que uno de sus primeros escritos data de 1922. Y durante el periodo que va desde 1924 a 1942, se dedicaría a escribir sobre cuatro líneas fundamentales de su pensamiento que serían El psicoanálisis y psicología individual; La formación, promoción y resultado de centros de asesoramiento juvenil; Algunos escritos totalmente médicos; Formulaciones interesantes entre la psicoterapia y filosofía donde surge el característico análisis existencial y logoterapia, que es el pilar fundamental de la presente obra.

Como sabemos en la actualidad, resumen del libro El hombre que busca su sentido, es una de  más obras más reconocidas en nuestra sociedad que ha servido como ejemplaridad para toda persona que se haya sumergido en su lectura, para encontrar las fuerzas necesarias ante situaciones de desesperanzas. Que además tienen el atractivo de reflejar una intensidad emocional, espiritual y única que solo puede hallarse en la verdadera historia de supervivencia de un prisionero de carne y hueso. Y es a partir de esta obra cuando vamos descubriendo a un autor movido fundamentalmente por un impulso totalmente espiritual que continúa su obra mostrando también que la sencillez con la que es capaz de trasmitirla tiene un objetivo claro la posibilidad de ser entendida y apreciada por todos aquellos que se acerquen a leerla. 

En la actualidad, V. Frankl ha dejado un legado único acerca del “Sentido de la vida” en todos sus libros que aparecen como la medicina perfecta para combatir la depresión, soledad, el dolor….etc. Destacando sobre todo que su obra dio lugar al nacimiento de la logoterapia, una terapia que puede resumirse como aquella que busca el verdadero significado de la vida. Veamos con detalle  resumen el hombre en busca de su sentido.

Resumen del  libro El hombre en busca de sentido



La obra: Esta obra esencialmente consta de dos partes, la primera donde se desarrollan las tres  partes de la narración de su experiencia en el campo de concentración y una segunda parte donde verdaderamente se concentra todo el análisis psicoterapéutico que el autor hace a los prisioneros en los años que estuvo en el campo de concentración donde surge la teoría de la Logoterapia. Y es en esta última parte donde realmente el lector puede llegar a comprender la transcendente que puede llegar a ser la obra del autor, al explicar esta teoría.


I.       Primera fase de la obra. Esta primera fase se resumen el hombre en busca de su sentido,  principalmente en el estado de “shock” ante la inesperada situación a la que tiene que enfrentarse el protagonista donde además aparece el síntoma conocido en psiquiatría como la “ilusión del indulto”. Este síntoma puede resumirse en la necesidad que tiene el individuo en pensar y aferrarse en la esperanza de que pronto será liberado de tal malas circunstancias. Pasada esta fase inicial vemos como en el relato se va sucediendo otra fase llamada “existencia desnuda” donde  al prisionero se le borra todos los recuerdos y la conciencia de su vida anterior. Este es el punto de inflexión de donde se parte hacia la búsqueda de las estrategias para salvar la vida, aun sabiendo que toda posibilidad puede ser mínima.  En esta parte de la obra vamos a asistir como el protagonista va a cambiar de aptitud y aquellas ilusiones de salir pronto de esta situación se convierten en una especia de humor macabro donde destaca su obsesión por proteger a su mente de todo lo que le rodeaba y sobre todo de mantenerse contra la tentación de suicidarse.


Concretamente resumen el hombre en busca de su sentido , en esta fase nos encontraremos un relato estremecedor donde puedo destacar al hilo de lo mencionado anteriormente como después de que todos fueron subidos al vagón, fueron recibidos por un comité de bienvenida que en un principio les dio a entender que las cosas no iban a ser tan crueles como pensaba aunque realmente sería un engaño. Lejos de este sentimiento, pronto se darían cuenta que el 90% de los que estaban allí eran dirigidos a las cámaras de gas para ser asesinados. Por otro lado los supervivientes, cuando llegaban al campo dejaban de ser persona para convertirse simplemente en un número. Y realmente esto era lo que le despojaba de la realidad. Por otro lado a medida que pasan las semanas y los meses, el lector puede entender como todos los anhelos de reencuentro con familiares se disipaban y los prisioneros se volvían más realistas. Y por otro lado se volvían más resistentes al dolor físico, debido a la obligada supervivencia de unas condiciones tan precarias. Poco tiempo después aparece la cuestión más importante del libro la pérdida del sentido de la vida, llevando a muchos presos al suicidio, lanzándose en la mayoría de los casos al alambrado eléctrico.


II.    Segunda fase. Como bien explica el autor en su relato, esta segunda fase estará marcada por la apatía que lleva directamente a una especie de “muerte emocional”. Esta segunda fase se mostraba en cualquier prisionero que podría asistir impasible ante las escenas más crueles. El sufrimiento constante durante tanto tiempo le había llevado sin duda a no sentir asco, piedad u cualquier tipo de horror. Esta insensibilidad vista desde fuera como una crueldad, servía al prisionero como una especia de caparazón protector por otro lado necesario para vivir en un ambiente tan desolador. En esta fase, la idea de sobrevivir un día más se sobreponía a cualquier insulto, humillación. indignación o incluso cualquier castigo físico. Esta forma de pensamiento generalizada en cada uno de los prisioneros podría analizarse como la forma más primitiva de la existencia infrahumana que llevaba a la necesidad de no pensar en otra cosa que no fuera comida. Tal como menciona el autor también se veía reflejada en los sueños de los prisioneros.


Ahora cualquier pensamiento cultural o cualquier sentimentalismo eran considerados un esfuerzo innecesario y ridículo, frente a una preocupación más imperiosa, la conservación diaria de la propia vida. Aunque como menciona el autor la religión y la política aparecían en el escenario como herramientas para la propia supervivencia. Siendo la política un pensamiento que albergaba la esperanza de la derrota alemana y siendo por otra parte la religión el único consuelo de las situaciones que se tenían que vivir cada día.


Sin olvidar que para llegar a ese primitivismo físico y mental era necesario llegar a desarrollar una profunda vida espiritual. Esta vida espiritual o interior le sirve al prisionero para resguardarse de la desolación de la vida que tenía actual. Ahora, la imaginación jugaba un papel muy importante. Aquellos sucesos de vidas pasadas dejaba volvían a su mente de forma que parecía más real que la propia realidad que vivía, otorgándole algo de aliento a tanta desolación. En el personaje se puede ver como la evocación a la imagen de su esposa hace posible que exista algo de felicidad en medio de paraje desolador como es el campo de concentración. Sin duda a medida que la vida interior se va abriendo paso, el prisionero empieza a sentir otra vez la belleza del arte y la naturaleza. Incluso a pesar de sufrir tantas desdichas, el prisionero aferrado a su vida interior, puede sumergirse en la belleza de un simple rayo de sol. Este sentimiento es mencionado por el autor como la autotrascendencia.


Por otro lado en esta fase debemos señalar que también conceptos como el humor tienen su transcendental dad para el autor aunque se intuye una evolución de mismo. En esta segunda fase se deja atrás aquel humor macabro y desesperado y aparece el sentido de humor que recurriendo a la imaginación y las experiencias adquirida se muestra como un truco adquirido para sobrellevar cualquier situación adversa. Por ejemplo en el libro aparece una broma recurrente de como tendrían que asistir a una cena de gala después de ser liberados donde le pedirían amablemente al camarero que les echara una cucharada “del fondo”.



Otra de las características esenciales de esta segunda fase es el anhelo de la soledad. No olvidemos que la vida comunitaria impuesta en el campo de concentración, es difícil encontrar un espacio personal e íntimo necesario para el ser humano. En este sentido, la soledad es añorada de igual forma que la felicidad. Recordemos como el autor menciona que Frankl, buscaba poseer algunos momentos de soledad aunque fuera rodeado de cadáveres.


También debemos mencionar que en esta fase, a pesar que el humor cambia, aparece la irritabilidad en la mayoría de prisioneros debido sobre todo a la degradación sufrida. En realidad esta irritabilidad, es fruto de autocontrol ante la violencia contenida que promueve las S.S.


Por último mencionar en el resumen el hombre en busca de su sentido, que en esta tercera fase se perfila aún más esa libertad radical. Como hemos dicho, aun cuando el prisionero se muestra totalmente apático y dejando al destino que decida por él. De pronto, en medio de tan nefastas circunstancias empezamos a leer y comprender, como es posible mandar en nuestro propio destino. La libertad, aunque arrinconada, aparece para dejar elegir entre dos caminos como hemos mencionado anteriormente, apostar por la vida o la muerte, o dejar evadirse o no de la realidad que le rodea.


Como hemos podido observar en esta segunda fase las emociones son mucho más marcadas donde destacamos, como hemos dicho, la apatía. La apatía llegaba a una muerte emocional fruto de las torturas diarias, la añoranza de las cosas y la repugnancia de todo lo que rodeaba  a los prisioneros. Sorprendentemente, el prisionero sea hace menos sensible a lo que está pasando debido a un  debilitamiento emocional. Donde destacamos la necesidad de abstraerse de la situación que le rodeaba. Aunque no  olvidemos que en el relato también aparece que toda esa desesperación que rodeaba sus vidas hacia que surgieran peligrosas ideas de escapa que tras ser reflexionadas  no se llegaban a la práctica.


No hay que olvidar señalar, que surge en el hombre la necesidad de una existencia provisional que al mismo tiempo les hacía perder la noción del tiempo y causaba trastornos mentales importantes, problemas psicológicos y problemas físicos. Estos traumas tenían que sobrellevarse con la ayuda de ciertos métodos de autoayuda encaminados a encontrar el sentido de la vida.


III. Tercera fase. Es una fase también muy importante y transcendental donde se puede analizar la psicología del prisionero una vez que ha sido liberado. Destacando que principalmente va a experimentar una relajación total frente al estado de ansiedad que permanentemente ha llevado en el campo. Donde se nos muestra como ese prisionero liberado aún no es capaz de sentir ya que este nuevo estado de conciencia tarda bastante en penetrar en su interior. Vemos como desafortunadamente, el prisionero ha perdido toda capacidad de alegrarse y teniendo que hacer un gran esfuerzo para volver a sentir la felicidad. De hecho, en la lectura podemos ver como el prisionero se muestra totalmente incrédulo ante una realidad tan anhelada que al mismo tiempo le parece imposible.


Aunque curiosamente, en este caso, el cuerpo reacciona antes que la mente cuando los prisioneros empiezan a comer vorazmente. Observamos además como al poco tiempo el prisionero poco a poco empieza a desinhibirse y siente el deseo irrefrenable de hablar que como el autor señala, indica una vuelta a la rehumanización perdida. En el campo de concentración al prisionero se le traba igual o peor que a los propios animales. En esta tercera fase vamos a ver como aparecen sentimientos inéditos en comparación con las demás fases. Vamos a ser testigo como comienza a aparecer un deseo de venganza hacia los opresores. Ahora los prisioneros se sienten con el derecho de obrar mal después de todo lo vivido.


Por otro lado, vamos a ver cómo a pesar de la felicidad de la liberación, los prisioneros también empiezan a mostrar signos de amargura y desilusión. Una amargura que surgía de la forma más inesperada cuando el prisionero se encontraba con las diferentes excusas por parte de los demás que verdaderamente no podían ni imaginar el fondo real de su sufrimiento. Mientras que la desilusión, provenía de experimentar que después de la liberación, nada era tan idílico como se imaginaban. Las secuelas creadas en el campo de concentración ya eran imborrables.  Al mismo tiempo que esas esperanzas puestas en el porvenir que le habían apartado de la realidad y dado fuerzas para seguir, se disolvían ahora al encontrarse con una realidad llena de soledad donde nadie de la familia le esperaba. De hecho, sorprendentemente en el relato aparecen como prisioneros después de la liberación no estaban contentos porque ya no existía ninguna emoción ante la idea de dejar de sufrir. Habían pasado demasiados años teniendo que mostrarse tan insensibles que les costó volver a tener la capacidad de volver a sentir las emociones.

Resumen de su teoría y terapia, logoterapia


Este apartado del resumen el hombre en busca de su sentido , podría resultar más que provechoso de lo pensado en un principio y servir para verdaderamente analizar el verdadero sentido de esta obra, la logoterapia. Partiendo de la base de que la principal conclusión que sacamos una vez leída la totalidad de la obra, es que el ser humano es libre gracias a su capacidad de elección a pesar incluso de encontrarse en una situación tan opresiva como pude resultar la vida en el campo de concentración. De hecho, según el autor, en cualquier situación límite es posible encontrar el camino para vivir con sentido, asumir la propia responsabilidad y afirmar la libertad. Evidentemente, tanto la teoría como la terapia de Frankl se desarrollaron a partir de las experiencias vividas en los campos de concentración nazi. Partiendo además de la célebre frase del filósofo Friedrich Nietzsche: “Aquéllos que tienen un porqué para vivir, pese a la adversidad, resistirán”.

Antes de entrar en la materia propiamente dicha debemos analizar el significado de la palabra logoterapia. La verdadera importancia de la palabra recae en el componente logo. Como sabemos la palabra griega logos que significa estudio, palabra, espíritu, Dios, significado o sentido, significados que se acercan realmente al sentido de la terapia, es sin duda la última acepción la que verdaderamente importa al autor para construir la definición. Es decir para Frankl, la logoterapia significa esencialmente la voluntad de sentido.

De hecho la Logoterapia es capaz de detectar y hacer un diagnóstico serio de los síntomas de vacío existencial que se despierta en el ser humano para que sea la misma persona que encuentre los motivos para vivir en aquellos valores vivenciales que dan sentido al amor, valores creativos que pueden dar sentido al trabajo y aquellos valores actitudinales que pueden dar sentido a la vida en general, aún disponiendo de circunstancias adversas.  Para ello la Logoterapia, como hemos mencionado, nos invita a una rehumanización del ser humano retomando aquellos valores  olvidados para construir  de nuevo un proyecto de vida que vuelva a encontrar su propio sentido.

En la actualidad la Logoterapia es conocida por el mundo como la Tercera Escuela de Psicoterapia Vienesa fundada por Viktor Frankl. Esta terapia resulta cada vez es más considerada sobre todo teniendo en cuenta el gran vacío existencial que existe en la época actual donde se ha producido los mayores índices de violencia, depresión, adicción y suicidio. En una sociedad, donde según las propias afirmaciones del autor, cada vez las personas poseen menos medios para vivir y menos para que vivir. En este sentido la Logoterapia puede ayudarnos a encontrar el sentido de la vida y la máxima motivación del ser humano. No obstante, el autor afirma que el único aspecto transitorio de la vida es la existencia de un objetivo o meta. En la logoterapia esta transitoriedad debe ser activista y no pesimista. Es decir, el nombre debe enfrentarse dignamente a los posibles acontecimientos de la vida, donde los propósitos que ha salvado se convierten en logros que ayuda a sentirse orgulloso y satisfecho en el interior. 

Esta parte del libro se divide a su vez en una serie de reflexiones importantes encaminadas sin duda a la construcción de la logoterapia como veremos.

·         Voluntad de sentido: Esta reflexión trata de trasmitir que el sentido de la vida del hombre hace posible el proseguir de su camino a pesar de las circunstancias adversas. El autor afirma que no se necesita inventar un sentido de vida, sino que por el contrario solo hay que descubrirlo. Además de mostrarnos que el la voluntad de sentido debe ser una cuestión de hecho y no de fe.


·         Frustración existencial.  Uno de los puntos importantes en al logoterapia es la frustración existencia, que según el autor puede resolverse mediante la neurosis noògena. La neurosis noogénas tiene su origen como su significado indica, (noos significa mente). Es decir, donde los conflictos entre los principios morales y los problemas espirituales hace que la frustración existencial desempeña una función muy importante. En este sentido la logoterapia considera que las aspiración humana puede diferir del psicoanálisis, ya que considera al hombre como un ser cuyo principal interés consiste en cumplir un sentido y realizar sus propios principios morales ya que le generan gratificación y satisfacción.


·         Noodinámica: Se trata de una dinámica espiritual por la que no debe buscar constantemente el estado de equilibrio para ser feliz, sino que debe tener la capacidad de sobrellevar su carga  y alcanzar las metas propuestas a pesar de las circunstancias adversas. Así mismo debemos mencionar, que dentro de esto se encuentra un campo bipolar de tensión, donde existe un polo que indica al hombre que debe cumplirse y otro debe cumplirlo. Esto ayudará a orientar el sentido de la vida de cada persona.


·         El vacío existencial.  Este vacío existencial, fenómeno muy extendido en el siglo XX, aparte de ser uno de los temas que más  preocupan al autor también es un punto importante para la Logoterapia. Según comenta el autor, el hastío puede ser la causa más profunda que está presente en la mayoría de casos que puede deberse principalmente en el aumento del promedio de tiempo de ocio. No hay que olvidar que el vacío existencial se puede manifestar de diferente manera llevándonos sin duda a la frustración existencial. Aunque la necesidad de superar el vacío existencial pasa por la búsqueda obligada de buscar el sentido de la vida.



·         La esencia de la existencia: El autor nos invita a vivir como si nuestro presente ya fuera pasado, teniendo muy presente la finitud de la vida. De esa forma la logoterapia trata de hacernos más conscientes de las responsabilidades ante la sociedad y su propia conciencia.  Esto alude a que el verdadero sentido de la vida no debe encontrarse dentro del propio ser humano o de su propia psique, sino en el mundo. Es decir, la existencia humana no debe hallarse en al autorrealización.




·         El sentido del amor. Partiendo de la idea que nadie puede conocer la verdadera esencia del otro ser humano si nunca ha amado, el acto espiritual del amor hace posible ser más consiente de lo que se puede ser o llegar a ser para lograr que esas potencias se conviertan en realidad.


·          El sentido del sufrimiento: De situaciones insostenibles que no se pueden cambiar, surge al mismo tiempo que el sufrimiento, la oportunidad de realizar el valor para encauzar el sentido de vida de nuevo. Donde es más importante la actitud que tomemos del sufrimiento y nuestra actitud de cargar con ese sufrimiento.



La terapia psicoanalítica tiene en realidad el objetivo de remediar aquellos complejos existentes en el pasado que pueden afectar en el presente.  Para ello se trata de justificar las fallos para que el paciente no sienta la culpabilidad y su vida vuelva a tener sentido. De esa forma podemos entender porque se centra más en el pasado del ser humano. Por el contrario la logoterapia tiene como objetivo fundamental  encontrar el porqué de la vida, centrándose en el futuro para focalizar los logros que se pueden conseguir.


Conclusión del resumen del  libro El hombre en busca de sentido


En mi opinión nunca un escrito autobiográfico tuvo tanta fuerza psicológica positiva como la de obra de Viktor Frankl.  Sin contar que para muchos entendidos en la materia esta obra se considera una reflexión científica magistral debido sobre todo a que se dieron  unas circunstancias adversas  y únicas que rodearon al protagonista. Destacando que dentro de la pesadilla que le toco vivir, pudo encontrar un pequeño reducto de libertad que le permitió la elección de dos caminos, uno hacia el abandono y la desesperanza y otro a encontrar el sentido a ese sufrimiento. Así surge en este último, la oportunidad de un desarrollo personal hacia la esperanza. Realmente, este canto a la esperanza se concentra en sacar la luz lo mejor y también lo peor del ser humano.

En definitiva se puede decir que la totalidad de esta obra viene a ser un análisis profundo del impacto psicológico que le produjo al protagonista la dura vida en el campo de concentración del que se abstraerá una serie de conclusiones transcendentales que formaran la base de su teoría de la logoterapia tal como explicamos. Destacando sobre todo  estas principales convicciones:


1.      La capacidad del hombre para mantener intacta su capacidad de elección y poseer una vida espiritual incluso en las condiciones adversas jamás pensadas. Se trata, básicamente, en tener la libertad de decidir el propio camino donde un campo de concentración puede convertirse en el laboratorio perfecto para determinar qué tipo de persona se es aunque esto va a depender directamente de las decisiones íntimas de cada uno para preservar la dignidad humana.


2.      Reconocer que el sufrimiento puede llegar a considerarse otro aspecto consustancial de la vida de la misma forma que ocurre con el amor, la creatividad, el ocio…etc. Para terminar llegando a la conclusión que ese sufrimiento también puede dar sentido a nuestra vida.  Tratando al sufrimiento como una conquista del enriquecimiento del yo personal y espiritual. Cuando milagrosamente, el valor del ser humano se superpone al sufrimiento y lo hace más fuerte resaltando valores como la dignidad, la generosidad…etc. Todo ello lleva a la conclusión de que el hombre será siempre siendo el dueño de su destino en cualquier circunstancia.



3.      Partiendo de la base del aforismo nietzscheano que afirma “Quien tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo”. En esta obra se deja claro y bien definido dos caminos o formas de interpretar la realidad.  Un camino nefasto, lleno de despropósitos, para aquellos que perdían la fe, el sostén espiritual y que por consecuencia se encaminaban al aniquilamiento físico y mental o por el contrario aquellos que se hacían dueño de su propio camino hacia la esperanza y el futuro que convirtieron esta terrible experiencia en una rotunda victoria y triunfo espiritual. Realmente se trataba de buscar los motivos para seguir viviendo con esperanza. Como menciona el autor se conscientes de que siempre nos espera algo que solo nosotros podemos resolver y que nos hace ser irremplazables al mismo tiempo que nos hace tener la responsabilidad de asumir la existencia.



No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?