miércoles, 31 de julio de 2013

Comentario de Texto. Segunda Carta de Relación de Hernán Cortes Introducción: El en presente comentario vamos a analizar la segunda carta de Hernán Cortes, pertenece al conjunto de cinco Cartas de relación donde narró los acontecimientos que marcaron el ascenso y declive de su singular figura en apenas siete años. Como afirma Vittorio Salvadorini0 : “El término “relaciones” se justifica por su contenido y por su forma. En cuanto a su contenido es porque se refieren a sucesos que no pueden narrarse fantaseando, sino que deben ser contados con fidelidad sobre todo cronológico,,, desde el punto de vista formal, refleja un preciso deber respecto a la monarquía de informar el curso de la expedición.” La relación de Cartas se divide en los inicios de la expedición que, bajo su mando , salió de Cuba en 1519 hacia el actual territorio mexicano y culminó con la fundación de la Veracruz(primera relación) , la marcha sobre México Tenochtlán el encuentro con Moctezuma, la prisión del monarca y la rebelión de los mexicas en su ausencia que provocaría la llamada Noche triste( descritos en la Segunda relación ) ;el asedio militar a la capital, su destrucción y el asentamiento del poder español en México( objeto de la Tercera relación ), las conquistas posteriores y sus primero trabajos de organización administrativa como gobernador de Nueva España( la Cuarta relación) y la fracasada expedición e Honduras, seguida del juicio de residencia que se abrió contra él en 1526 ( Quinta relación). Sabemos que a partir de la Segunda relación, Cortés fue consciente de estar protagonizando unos hechos que entrarían a formar parte de la Historia por lo que definió su proyecto de conquista como una gran hazaña del Imperio español y presentarse a sí mismo como el gran héroe protagonista 0. Vittorio Salvadorini: “Las Relaciones de Hernán Cortes” Hernán Cortes nace en Medellín en 1485, de linaje noble, aunque no rico, estudió durante un tiempo latín, gramática y leyes en la Universidad de Salamanca, pero no llegó a graduarse. Al cabo de dos años se trasladó a Isla Española, y llegó a ser escribano de la Villa de Azúa. Desde la Española partió a la conquista de la isla de Cuba a las órdenes de su pariente, Nicolás de Ovando, y de Diego Velázquez de Cuéllar. Se ganó la confianza de Diego Velázquez, que le nombró su secretario en 1511, y posteriormente alcalde de la ciudad de Santiago de Cuba, recién fundada por los españoles. Diego Velázquez le confió una expedición a Yucatán con la misión de reconocer aquellos territorios. Sin embargo prestando oídos a quienes les prevenían contra las argucias de su ambicioso amigo y protegido le envió un emisario con la orden de abandonar el mando de la expedición. Informado con tiempo Cortés forzó la partida y el 10 de febrero de 1519 salió a la conquista de Anáhuac o México. Al cabo de 10 días llegó a la isla de Cozumel, donde supo atraerse a los indígenas. Prosiguió su marcha y alcanzó Tabasco, donde libró la primera batalla en suelo mexicano, derrotando a los indígenas. Los tabasqueños reconocieron la soberanía del rey de España y ofrecieron tributos a Cortés. Desde allí el extremeño marchó a San Juan de Ulúa, donde fundó Villarrica de la Vera Cruz. Fue entonces cuando tuvo noticia de la existencia de un rico y poderoso imperio, el azteca, que tenía sojuzgadas a las demás ciudades de México, y tras celebrar consejo con sus capitanes decidió marchar sobre él. Sublevó a los totonecas de Cempoala, contra sus amos aztecas y venció en varios combates a los valientes tlaxcaltecas, quienes terminaron aceptando sus condiciones de paz y alianza. Reanudada la marcha los conquistadores se presentaron ante los muros de la ciudad sagrada de Cholula, ordenando Cortés a sus hombres y aliados indígenas el asalto y saqueo de la ciudad. El 8 de noviembre de 1519 los conquistadores entraron en la capital azteca: Tenochtitlán, siendo recibidos por el emperador Moctezuma en persona. Fueron alojados en un gran edificio, pero, transcurridos unos días, se enteraron de una conjura azteca destinada a expulsarles de la ciudad. Tomaron prisionero al emperador, que se convirtió en el instrumento de que se valieron los españoles para mantenerse en la corte azteca. Por culpa de Pedro de Alvarado, quien, llevado por los nervios y convencido de que los aztecas planeaban una nueva conjura, ordenó pasar a cuchillo a algunos notables del imperio durante la celebración de uno de sus ritos religiosos, millares de indígenas en actitud amenazante hostilizaron a los españoles. El envío de Moctezuma por parte de Cortés para que calmara a su pueblo no surtió efecto (Moctezuma murió en el intento) y el conquistador decidió buscar la salvación en la huida. No obstante, la maniobra fue descubierta y los mexicanos atacaron a los fugitivos, muriendo muchos de ellos: aquella sangrienta retirada es recordada en los anales de la historia con el nombre de "la noche triste". Cortés consiguió rehacer su ejército y en octubre del mismo año inició su segunda marcha sobre México. Tras una larga y sangrienta lucha, el nuevo jefe azteca Guatemotzin, fue capturado y Tenochtitlán cayó definitivamente. Cortés fue nombrado capitán general y gobernador de Nueva España. Envió exploraciones que incorporaron al imperio los territorios de Guatemala y Honduras. Acusado de varios cargos por los enviados del rey, fue desposeído de sus títulos y obligado a regresar a España en 1528. Carlos I le recibió con honores y le nombró marqués del valle de Oaxaca, pero sin atribuirle funciones gubernativas. Limitado en sus poderes Cortés regresó a México en 1530, exploró la costa del Pacífico y descubrió las costas de la Baja California en 1536. Regresó definitivamente a España en 1540, y deseoso de recobrar el favor de Carlos I siguió al emperador en su expedición a Argel. En el naufragio que sufrió en esta aventura perdió la mayor parte de sus bienes, y tras ello todavía languideció en la corte durante seis años esperando el reconocimiento de sus reclamaciones. Siguió viviendo con cierto desahogo durante unos años hasta que, amargado y decepcionado, murió en Castilleja de la Cuesta, cerca de Sevilla, el 2 de diciembre de 1547. Trasladados sus restos a los conventos franciscanos de Tezcuco (1562) y Ciudad de México, desaparecieron en el año 1823 de este último lugar. 2. Análisis: La carta en su cuerpo central y en casi su totalidad es simplemente una descripción de la ciudad de Tenochitlan pero aun así los formulas y expresiones que utiliza en la carta de relación nos pueden dar pistas sobre algunos aspectos fundamentales del personaje y el contexto histórico. Por ejemplo podemos observar como Córtes utiliza formas de vasallaje a la hora de dirigirse a la Corona Española; como “Muy poderoso Señor, a Vuestra Real Excelencia…” o “pero puede vuestra majestad ser cierto…” o “ me parescia justo a mi príncipe y señor” . Como señaló Víctor Frankl, podemos ver la idea de que “ el valor de un hombre radica en la intensidad de su servicio al Rey en cuanto representante de Estado y Nación y en la correspondiente renuncia a su provecho personal. Sin embargo nunca llegará a recuperar el total reconocimiento de Carlos V. Otro de los temas que podemos ver reflejado la visión colonial sobre los pueblos conquistados. Es decir ese primer contacto con los indígenas y el intento de acercamiento y entendimiento “ritos y costumbres que esta gente tiene” como aparece en el texto. Otra frase que nos debe llevar a la reflexión es “esta gente Bárbara y tan apartada de dios” los conquistadores veían a los indígenas como seres inferiores a ellos. Tenían poco interés a la cultura indígena pues tenían una visión de ella carente de verdadero valor cultural. Como se apartaba del mandato divino, los españoles la consideraron bárbara y hereje. Debemos saber que Cortés va América en busca de oro y riquezas y no a aprender sus costumbres, su religión o su idioma que como hemos dicho no está valorada. Sin embargo sus descripciones van dirigidas a las cosas materiales del lugar que le llaman la atención…grandes ciudades que compara contantemente con España. El Nuevo Mundo se presenta como una realidad incontrastable y se les manifiesta como un deslumbrante enigma de ahí que se emplee la expresión de “ verdad”. Por otra parte podemos observar que Cortés es el protagonista de su propia historia, es el narrador en primera persona del singular. La fuerte presencia del Yo como explicaría Liria Evangelista1, se incorpora a la narración histórica modificándola necesariamente, convirtiéndola en “relato de una vida”. 1, Liria Evangelista además de Licenciada en Letras en Buenos Aires, obtuvo su Maestría y su Doctorado en Literatura en la State University of New York en Stony Brook. En los Estados Unidos fue profesora en Middlebury College (Vermont) y en Dickinson College (Pennsylvannia). En 1998 publicó Voices of Surviors, Testimony, Mourning and Memory in Postdictatorchip Argentina y en 2009 su primera novela, La buena educación(Buenos Aires: El fin de la noche). Conclusión: Hemos podido observar que el testimonio que dejo Hernán Cortés en la elaboración de las cartas es de sumo interés para comprender los procesos de conquista y colonización de las Indias donde la búsqueda de oro y riquezas está por encima de cualquier reconocimiento cultural de la población autóctona. Pero, debemos tener en cuenta el análisis de la investigadora española, Beatriz Pastor donde la imagen heroica de Cortes en las Cartas se encuentra dentro de un proceso de funcionalización del discurso narrativo. Según Pastor2, a elegir dentro del marco documental la relación una versión personal y mistificadora de la conquista de México, Cortes rompe los límites del discurso de la historia de verdad y los vacía de contendido. Por otro lado como afirma Vittorio Salvadorini” las Relaciones son uno de los ejemplos más ilustres de la historiografía de Indias, al examinarlas, debemos de tener presente que se trata de una producción no libre, elegida, como podríamos considerar la misma historia de Francisco López de Gomara o la de Bernal Díaz del Catillo quien compuso su obra siguiendo un pulso personal” . las Relaciones sujetas al fin que persigue, poseen un valor técnico, expresan súplicas , solicitudes, sugerencias y transmiten peticiones, luego también tienen un carácter político administrativo condicionado por el particular momento en el que se redacta. Como afirma Vittorio Salvadorini “A Cortés se le ha estudiado y discutido como conquistador y como político, sus Relaciones han sido utilizadas como fuente biográficas e históricas” con lo que terminamos diciendo y reafirmando el supremo valor de este documento para el estudio de la conquista indiana. 2. Beatriz Pastor ,Hispanista y profesora de Literatura comparada en Dartmouth, es una especialista en la situación del español en EEUU y ha publicado varios ensayos sobre la migración, historia y la literatura. Ha ganado diversos premios como el de la Casa de las américas en 1983 por su obra El discurso narrativo de la Conquista: Mitificación y emergencia. Entre sus obras destaca El segundo descubrimiento. La Conquista de América narrada por sus coetáneos (1492 a 1589). Un revelador ensayo, por el que la autora obtuvo el prestigioso Premio Casa de las Américas, Beatriz Pastor analiza la evolución en el imaginario colectivo del concepto del Nuevo Mundo. A través de diarios, cartas, crónicas y todo tipo de documentos de primera mano. 4. Bibliografía 1. Beatriz Pastor: Discurso Narrativo de la conquista de América, 1983 2. Liria evangelista: “Hernán Cortes. Los viajes del yo” 3. Vittorio Salvadorini. Las Relaciones de Hernán ,THESAURURUS. Tomo XVIII, Núm 1(1963) Centro Virtual Cervantes

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?