sábado, 4 de agosto de 2018

Los derechos humanos en la actualidad y su impacto en la soberanía de los Estados.


Para entender este conflicto es primordial leer el artículo de Mark Leonard, director del prestigioso think tank internacional European Council on Foreign Relation. Se titula “Los nuevos intervencionistas”. Según el autor,  las intervenciones de las principales potencias mundiales en algunos estados en conflicto, no está alineado con los acuerdos internacionales de derechos humanos en la actualidad.

derechos humanos en la actualidad.




La situación de los derechos humanos en la actualidad


Según el Mark Leonard, incluso esta situación ha empeorado. Lamentablemente, no existe un ejecutivo mundial único y tampoco los acuerdos internacionales de los derechos humanos en la actualidad, tienen una capacidad ordenadora. Esto es sí, supone un problema para la protección de los derechos fundamentales. Todo ello debido a la existencia de un desequilibrio conflictivo a nivel internacional, entre los Estados y la propia globalización. La solución, pasaría por un cambio de dinámica en las relaciones internacionales. Principalmente considerando una acción sobre los Estados más aislados para registrarlos bajo la constitución de un poder supraestatal. Para ello se dispondrá de la Corte Penal Internacional, el Consejo de Seguridad y demás organismos de las Naciones Unidas, mencionando especialmente al Consejo de los Derechos humanos.

El caso Sirio


Por ejemplo en el caso sirio, se ha llegado a conseguir una resolución para erradicar las armas químicas dentro de las actuaciones consideradas no armadas para proteger los derechos humanos de forma unilateral. Por ello, y siguiendo las argumentación del autor, para conseguir unificar el carácter de la intervenciones de las principales potencias mundiales se debe  conseguir una alternativa para la consolidación del sistema de derecho cosmopolita. Aunque como bien señala Leonard, esto es algo verdaderamente difícil ante la tendencia del cambio de orden internacional ante el surgimiento de países emergentes sin ningún interés en los derechos humanos en la actualidad.

Como conseguir mejorar la situación



La importancia de conseguir el proyecto de consolidación del derecho cosmopolita es conseguir su objetivo, proteger a todas las personas del planeta. También se menciona una alternativa regional de forma que pueda actuar en cooperación con la Asamblea General, el Consejo de Derechos Humanos……etc. De esa forma se podrá profundizar en el contenido de los derechos humanos en en la actualidad, revisar cada caso y penalizar de forma más rotunda contra el crimen y abuso de poder.  Aunque no debemos de olvidar que el principal obstáculo para llevar a cabo este gran proyecto es la voluntad del propio Estado para tratar con este asunto con las organizaciones citadas.

En el caso sirio, los actores internacionales se encuentran fragmentados y no se reconocen entre sí ya que sobre todo tienen pocos objetivos comunes aparte del principal, derrotar Al Assad.  Esto impide que existe un consenso rotundo para que la comunidad internacional pueda resolver las carencias existente de los derechos humanos en la actualidad. Es más si se consigue derrotar a Al Assad, sino se tienen las directrices bien señaladas para contribuir a la mejora de los derechos humanos se estaría interviniendo para nada.  Y en realidad este puede ser el centro del debate ante la petición de intervención armada del Ejercito Libre de Siria. Si se interviene por motivos humanitarios o por motivos estratégicos y por otro lado si se hace de forma militar o diplomática.

El orden wesrfaliano




¿ Están ganando terreno de nuevo los principios de soberanía nacional y de no ingerencia en los asuntos internos de cada estado, conocido a su vez como orden westfaliano?  

Desafortunadamente así lo afirma el autor ya si se lee bien el texto éxito también cierta corriente crítica ante este este asunto. El gobierno de Bashar al Assad en Siria que impide retornar a la libertad y democracia es el nuevo centro de discusión ante la intervención internacional.  Ante esto, existen dos posturas distintas y enfrentadas, los intervencionistas y lo no intervencionistas. En la actualidad parece que la postura no intervencionista cobra mayor fuerza. Existen muchos factores e interés que impiden esa acción y parece que esta pueda ser la tónica general.

Después de la firma de 1648, en el tratado de la Paz de Westfalia se embarcaban los principios de soberanía nacional donde cada gobierno era libre de tomar decisiones sin la intervención de terceros. Una tendencia que en los últimos años muchos países habían desestimado a favor de la intervención en pro de la defensa de los derechos humanos en la actualidad. En la actualidad parece que nos movemos en un terreno muy resbaladizo. Al debate de la intervención de Siria ante el régimen dictatorial actual se le suman muchos factores paralizantes. Por un lado el Partido Comunista chino y Vladimir Putin se muestran como socios criminales y justifican su postura acogiéndose a la orden wesfaliano de no intervención y soberanía nacional.  Mientras la población inocente sigue sufriendo….Sin olvidar, que como señala el autor, Occidente, considerada como el baluarte de la acción en pro de la defensa de los derechos humanos, tiene cada vez menos interés en intervenir sobre todo utilizando la acción militar.

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?