lunes, 20 de marzo de 2017

Discurso  del  ex primer  ministro  laborista  Gordon  Brown


Como si de una declaración de principios se tratase, el discurso pronunciado en Edimburgo por Gordon Brown, declino la balanza hacia el no, en unas de las últimas intervenciones antes de la cita de referéndum de Escocia. Aportando soluciones y distintas claves que realmente llegó a muchos escoceses. Destacando opciones como la posibilidad de un federalismo a cambio del voto “No” como puede comprobarse en frases como la siguiente…”un gran cambio en la Constitución” “Muy cerca de algo próximo al federalismo”

Principalmente el discurso se diseña mediante un argumento de negociación clara y directa. Gordon Brown promete a los escoceses devolver distintas competencias antes de finales de octubre si el resultado del referéndum es “No”. Para ello el por aquel entonces Gobierno de coalición entre conservadores y liberaldemócratas cerrarían este trato propuesto, elaborándose una nueva Ley de Escocia para finales de enero. “Lo que la gente busca es un calendario, un plan, un mecanismo para la devolución y una idea clara de qué ocurriría tras un voto negativo”.

Un discurso cargado de emotividad y construido a base de frases cercanas que llegaron al ciudadano de a pie como destaca en el inicio…. “Quiero hablar al pueblo de Escocia sobre la visión patriótica del futuro de esta nación. Estoy orgulloso de la identidad escocesa. Orgulloso de nuestras instituciones distintivas. Orgulloso del Parlamento escocés que hemos creado…” Obviamente Gordon Brown tiene dos ventajas, es escocés y es laborista. Recordemos que Escocia dispone de una población mayoritariamente de izquierdas. Valiéndose de puntos muy importantes que causo gran impacto como son los siguientes:

1.      Atribución de nuevos y amplios poderes para el parlamento de Escocia desde el mismo día 19 de septiembre. Prometiendo nuevos y amplios poderes al Parlamento de Escocia mediante una garantía de un proceso y calendario. “estemos incrementando los poderes del Parlamento (si mañana sale el no, los beneficios se verán pasado mañana), lo que supondrá un cambio mejor….”

2.      Financiación del sistema de salud escocés. Una de las últimas promesas del discurso alude  a la financiación del sistema de salud escocés. Vemos que en este último tramo   existe un bruco cambio de intensidad en comparación con la primera parte del discurso deteniéndose en más detalles. En este caso señala una evolución de la “Formula Barnett”, un sistema utilizado en Reino Unido para asignar los importes de gasto público.  Aludiendo que este recaerá sobre el propio Gobierno de Escocia. Algo sin dura que representa un cambio importante.  Sin duda uno de los punto que hizo declinar la balanza del “No”.

Tras defender, buscando no enfrentar directamente al lenguaje independentista, que “el status quo ya no es una opción”, el ex primer ministro (de nacionalidad escocesa) subrayó que hace falta “un gran cambio en la Constitución” y avanzar “muy cerca de algo próximo al federalismo” en Reino Unido. “El cambio está en el aire y el cambio está en camino”, aseveró.

3.      Duras críticas al SNP. “Vamos a decirles que Escocia no pertenece al Partido Nacional Escocés (SNP). Vamos a decirles que Escocia no pertenece a la campaña del . Que no pertenece a Alex Salmond, ni a John Swinney, ni a mí, ni a ningún otro político. Vamos a decirles que Escocia nos pertenece a todos”.  Siguiendo la misma línea de Cameron, en el discurso puede entenderse que existe una fuerte oposición y crítica al Partido Nacional Escoces al que relacionan con la campaña del “Sí”. Realmente este partido es el principal potenciador de la campaña independentista y por ello subraya esta relación.

4.      Explicación de los riegos económicos de esta campaña suicida.  “Vamos a explicarles los siete riesgos mortales que nos empujan hacia una trampilla económica de la que no hay escapatoria. Con el corremos el riesgo de una moneda disputada, de un impago de la deuda, de tener que incrementar miles de millones de libras para las reservas monetarias, de subir los precios en las tiendas, de aumentar los intereses de las hipotecas, de arriesgar un millón de empleos en sectores como la defensa y las finanzas, y de un agujero negro fiscal”. Sin duda uno de los puntos más importantes que hico decantar el voto hacia el No. Brown dispone de muchos argumentos a su favor en este campo.

Considerado como un excelente ministro de Hacienda, con hazañas tan populares y bien acogidas como la autonomía del Banco de Inglaterra respecto al Gobierno para fijar tipos. Y contando que en su etapa como ministro de Hacienda, Reino Unido vivió un periodo de crecimiento y muy bajas tasas de desempleo, se entiende su alta repercusión de este discurso en la ciudadanía. Siempre y pese a sus últimos fracasos en las elecciones, sigue siendo para muchos un político fiable.

En el discurso, Brown, aunque no concreta su oferta con lujo de detalle, se entiende que pasaría a entregar a Escocia el control de los impuestos y el gasto en bienestar. Siempre que el “no” ganase.




Impacto de su discurso sobre las probabilidades de éxito de la opción del No. 


El argumento que predomina en este discurso que se realizó en el último tramo del referéndum independentista en Escocia,  es la creación de un nuevo modelo territorial, que recae principalmente en atribuir mayores poderes a Escocia a cambio de su “No”.

Los líderes de los principales partidos políticos británicos tanto conservadores, laboristas y liberal-demócratas, se unieron para “devolver poderes a Escocia”, en un último intento desesperado de para el proceso independentista. Y esta es la tónica principal del discurso de Brown. Para ello, dejarían sus diferencias creando una fuerte protección al Parlamento Escocés si rechazan esta iniciativa. Y como hemos podido leer el principal pilar de esta negociación fue el ex primer ministro Gordon Brown quien sirvió de negociados del comunicado firmados por los tres líderes políticos el momento y publicado en el diario británico Daily Record.

Cuando nadie se acordaba demasiado de este político en Gran Bretaña, Gordon Brown salta a la palestra para ayudar a sofocar uno de los conflictos más importantes de los últimos tiempos. Reconvertido en un consejero moral y económico de la sociedad británica y en concreto para los escoceses. Realmente ofreciendo un modelo federal camuflado, ofreciendo diferentes ventajas para no cambiar el modelo territorial concebido hasta ahora. Algo que profundizaremos en la última pregunta.

Aprovechando de sus buenas dotes para el discurso, propio de los británicos, Gordon Brown, líder indiscutible del partido laborista escocés fue uno de los pilares que llevaron al éxito  a la campaña del “No”.  Un discurso, con un fondo laborista pero también con claras y directas alusiones a la realidad actual e histórica escocesa.  Recordemos que Brown todavía disponía en ese momento de una popularidad y es lógicamente posible que ayudará  a ralentizar el proceso nacionalista en las urnas. Tal como ocurrió.

Sin duda un discurso, dirigido expresamente a la población escocesa valiéndose de cierta alarma económica junto al apoyo de los acuerdos mencionados que ampliaban los poderes a Escocia, fue la clave de su triunfo. Como  fue el caso de los pensionistas, resaltando la pérdida del colchón protector de Londres en este aspecto. Esta es la tónica de su discurso.  Un planteamiento enfocado a directamente a la población, valiéndose de la creación de cierta alarma económica con bases fundadas en datos realistas que aprovecho al máximo.  Con un mensaje muy claro: las pensiones, la sanidad estatal y la economía, están más seguros dentro de Reino Unido.

En definitiva se puede decir que Gordon BROWN, aporto a la campaña del ‘no’ la ilusión y, en cierta medida supo arreglárselas para incluir el sentimiento de orgullo faltaba. Instaba a los  votantes a votar “No” con orgullo y con convicción. Se conoce que tras este emotivo discurso de Gordon BROWN  en varios diarios se habló bajo estos titulares  ‘el hombre que puede salvar la Unión’, de la importancia de su figura como mediador. Sin olvidar que los análisis realizados posteriormente, confirmaron que sus intervenciones lograron atraer al  “No” a votantes tradicionales laboristas que en última estancia cambiaron su voto o en el peor de los casos no fueran a votar.

-     ¿Qué   tipo  de  modelo  de  distribución  territorial  defiende Brown  en  dicho  discurso (profundización en el modelo compuesto, modelo federal, modelo centralizado...)? 


Brown supo con su discurso, convertirse en más que un consejero moral y económico en momentos tan cruciales para la sociedad británica, en general. Pero lo consiguió gracias sobre todo a que disponía de un potente as en la manga. Se postulaba como el embajador de una propuesta federalista para Escocia respaldado por el beneplácito de la coalición de conservadores y liberales al igual  de tener el apoyo de sus compañeros laboristas…..Pero… ¿Qué tipo de modelo de distribución territorial defendía Brown?

Detrás de las palabras tan escuetas de su discurso en lo que constituye uno de los acuerdos más importantes que salvo la unión de Reino Unido, la verdadera propuesta de Brown era proporcionar dentro del Estado unitario y centralizado, ciertas vías para una alianza entre iguales. Es decir compartir el poder. Para ello Brown, pedía una transferencia de poderes concretos en materia de empleo, salud, transporte…..Elementos imprescindibles para la regeneración económica. Todo ello suponía que el parlamento escocés pudiera controlar hasta el 40% del gasto, frente al 12% que disponía hasta entonces.  Cuidando hasta el mínimo detalle que pudiera dar al traste este acuerdo. Por ello se cuidó en defender la no transferencia de impuestos de sociedades y cargas sociales para evitar una “carrera a la baja”, en los distintos territorios.

La clave del “modelo federal” que proponía Brown, en realidad era una promesa unionista de más autogobierno. Pero esta forma de frenar la propuesta de federalismo, para muchos considerados como un “cambio radical”, también seria tomada como un paso más hacia una hipotética independencia. Sobre todo en algunos sectores más radicales. Donde se esperaba que en el 2015, la Reina incluyera en su discurso anual, la transferencia real de esos poderes que se estimaban necesarios para el cambio en Escocia y la posible reconciliación. Una propuesta que se puede resumir en una nueva legislatura donde gobierne quien gobierne, pueda efectuarse esos planes de autogobierno.

Este paquete de transferencias para Edimburgo, destacando la capacidad de fijar los tipos y recaudar sus propios impuestos de la renta, constituye para muchos un paso a un modelo federal denominado con el adjetivo de “light” y un hito histórico. Todo ello sin olvidar que a pesar de su derrota, el Partido Nacionalista de Escocia (SNP) se encuentra en uno de los momentos más exitosos de su historia, contando con el respaldo de más del 50% de los votantes. Trasmitiendo el otro lado de estas negociaciones que consideran en la actualidad, estar aún muy lejos de esas grandes promesas como fue el discurso de Gordon Brown.




Referencias


-      Gómez. L, (2014), Gordon Brown alerta sobre el bombazo de las pensiones, si Escocia se independiza, Londres, artículo periodístico del Mundo. http://www.elmundo.es/internacional/2014/04/22/5356bb2522601deb278b4580.html



-      Bergareche. B, Octubre del 2014, La independencia “light” de Salmond para Escocia, Estudios de Política Exterior. http://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/la-independencia-light-de-salmond-para-escocia/



-      Europa Prss, 2014, Reino Unido devolverá poderes  Escocia si el “No” gana en el referéndum, Número 1743 de la Revista Tiempo. http://www.tiempodehoy.com/ultimas-noticias/reino-unido-devolvera-poderes-a-escocia-si-el-no-gana-el-referendum


No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?