jueves, 1 de agosto de 2013

Resumen del Texto: Ninfomanía y construcción simbólica de la femineidad (España, Siglos XVIII a XIX). Francisco Vázquez. Enrique González Calleja. En el siguiente trabajo vamos a resumir el texto de Francisco Vázquez referido a un fragmento donde se describe un caso de ninfomanía, el cual se encuentra recogido en el Tratado completo de las Mujeres. Mediante tal texto el autor va a considerar una idea principal la persecución de masturbación tanto masculina como femenina (aunque esta está aun más mal vista), así como los mecanismos utilizados para lograr tal fin. En concreto el autor trata de hacer una aproximación arqueológica a la experiencia “ninfómana” constituida en España entre los siglos XVIII y XIX, donde es importante señalar la institución médica que inserta este nuevo tipo de subjetividad femenina. Un ejemplo de ello lo expone el propio autor ofreciendo un dato concreto, “entre 1750 y 1850” la masturbación masculina se veía como “un derroche del principio vital que provoca el debilitamiento, la muerte del individuo y la degradación de le espacie” en contraposición en el caso femenino es tratado como un delirio con el que hay que intervenir drásticamente, recordemos el texto indicado. Esta forma de “locura” será recogida en los siglos XVIII y XIX con el nombre de ninfomanía aunque como el autor señala se puede rastrear pistas sobre este concepto en siglos anteriores. Incluso más allá de tal concepto también aparece denominado como “furor femenino”, que implicaba la distinción entre el alma y el cuerpo mal establecido, tanto en la medicina antigua y medieval. En esta línea el autor menciona la obra de Bienville, “La Nimphomanie ou Traité de la Fureur Uterine”. El autor señala la instituciones de reclusión como espacios disciplinarios y cerrados donde las mujeres no mantienen contacto con otro el otro sexo, “religiosas en clausura o internas de manicomio” o en el contexto de familias honorables” mujeres en la pubertad o mujeres en la vida marital y sobre todo viudas jóvenes”. Son ámbitos que se considerarían piezas importantes para la creación de los mecanismos para la creación de la patología ninfómana. Pero sin duda como menciona el autor son ámbitos donde se puede encontrar pistas que lleguen a la adquisición de datos concretos. El autor, en este sentido menciona al célebre forense Pedro Mata, donde en casos de violación, estudiaba si la víctima se masturbaba para descartar que no fuese algún caso de esas “mujeres ardientes” que simulaban haber sido estuprada para salvar su honra. También el autor hace ahínco en otro sector femenino quizás aún más marginal con el concepto “malas mujeres”, mujeres de teatro o prostitutas. Todos estos ámbitos ofrecerán, tal como señala el autor, la base propicia a dicha patología fundamentada en las circunstancias como ociosidad, imaginación, el mullido lecho, excitación, etc. Sin olvidar que “toda mujer se encuentra por naturaleza predestinada a adquirir esta enfermedad mental” Los mecanismos para la castidad, a lo largo de la historia para reprimir a la sexualidad femenina, al mismo tiempo que se han ido extinguiendo, se han ido creando otros teniendo el contexto social de la época. Por ejemplo a partir de la ilustración, con la biopolítica, donde la población se convierte en “riqueza de la naciones”, los ideales de femineidad se identifican con el matrimonio y la reproducción. . 1Debemos añadir como menciona el autor en su estudio “Figuras femeninas de la desviación sexual. España, 1850 a 1920”, que aquellas mujeres que se atrevían a rebelarse contra ese destino haciendo valer su iniciativa y autarquía sexuales serían consideradas como un peligro para el orden familiar” El autor explica que la mujer en el ámbito familiar dentro de la medicina legal y la ginecología entre otros aspectos cae bajo las manos del poder jurisdiccional del facultativito. El control del cuerpo femenino será una cuestión donde la autoridades medicas como otras (el clero) entraran en conflictos de intereses. Por ejemplo aparecen autores como Cabarrús que rechaza el celibato clerical porque va contra el matrimonio y resta la fuerza útiles de la población. Es decir los médicos defienden el matrimonio en post de la fuerza poblacional. Ahora los facultativos tratan de depurar aquel conjunto de prácticas y remedios populares descalificándolos. En la tradición médica milenaria, las afecciones de la mujer son conceptuadas a imagen de los del hombre, sin embargo, la ninfomanía va a presentar propiedades distintas respecto a la satiriasis (patología masculina comparada con la ninfomanía). En el caso de la mujer, su cuerpo se encuentra predestinado a esta enfermedad y es mucho más peligrosa en cuanto a los excesos por lo que al estar más reprimidos que el hombre nunca quedarían saciados completamente. En el caso de la mujer las distintas explicaciones sobre la ninfomanía siempre quedan mal paradas en comparación la satiriasis masculina donde según Esquirol solo sería un delirio amoroso, platónico y obsesivo que nunca rebasa los límites de la decencia. El autor señala que la existe distinta consideración entre el hombre y la mujer en cuanto a la masturbación. Por ejemplo en el varón solo se recalca el acto como tímido, solitario…etc. y en el caso femenino siempre rebasa los “límites de la decencia “en un contexto donde la mujer esta tentada, en ese camino, a la salida del hogar y a caer en el furor de los hombres. Así como menciona el autor lo intolerable, es negado y temido por el varón. Un ejemplo de ello es el caso de la vagina dentada en otros tiempos, que ponía de manifiesto ese miedo a la autarquía e iniciativa sexual femenino.Con la ninfomanía se elaboraron modelos de identidad femenina disociada a la castidad, pero profundizando aún más cabe considerar ante todo el control y represión del deseo sexual femenino. 1. Figuras femeninas de la desviación sexual. España, 1850 1920. Francisco Vázquez García.

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?