miércoles, 31 de julio de 2013

Resumen de LA FORMACIÓN DE GRECIA. 1200 -479 A.C, ROBIN OSBORNE

Resumimos la obra de investigación histórica de Robin OSBORNE con 464 páginas.



1. LAS TRADICCIONES DE LA HISTORIA.


La importancia de la historia de Grecia se basa en dos aspectos, por un lado sólo la existencia de fuentes materiales que nos permiten analizar los acontecimientos con fecha tan antigua como los libros históricos del antiguo testamento y por otro lado nos encontramos con los orígenes de los rasgos fundamentales del legado occidental. No olvidemos que en la Grecia de 500 a 300 a. C fue el origen del pensamiento político abstracto consciente y la filosofía moral. Como olvidar el origen de la retórica, la tragedia, la comedia, la parodia, la historia, el arte naturalista occidental y el desnudo femenino e incluso la democracia como teoría y práctica. Acercarnos a la Grecia arcaica es acercarnos a “una época prehistórica”. Así mismo Conocemos la obra más antigua del mundo occidental, la de Heródoto de Halicarnaso, 2ª mitad del siglo V a. C, donde menciona por supuesto las guerras médicas. Tenemos que saber que este tipo de fuente, tanto Heródoto como autores posteriores se encuentran vinculadas a las tradiciones. La escritura es habitual a partir del siglo VIII y desde esa época se han conservado diversos tipos de literatura todas en versos. Sin olvidar tampoco los numerosos restos materiales que nos ofrecen una visión más dinámica para crear una imagen de lo que era una sociedad arcaica en proceso de cambio. El mundo griego, en el año 800 a. C, era pobre, pequeño y con un contacto escaso con el resto del mundo. En el año, 479 a. C, tras repeler el ataque del imperio persa, el mundo griego sin embargo ya era dinámico, complejo con una población cada vez más numerosa. En este libro el autor abordará la historia del desarrollo de una cultura con una identidad bien diferenciada, mostrando aspectos de la política, organización social, presiones económicas y expresión cultural.



2. EL PROBLEMA DE LOS ORÍGENES.


Tras la destrucción de los principales centros micénicos, es decir en la edad oscura, existieron numerosos cambios en la cultura material y no se produjo un abandono a gran escala de ninguna región de la península helénica. Durante la primera mitad del siglo XII a. C, Grecia no se vio incomunicada ni empobrecida, podemos tener la constancia de encontrar objetos de importación que demuestra su contacto con el Próximo Oriente. Sabemos que las distintas regiones van a evolucionar en distintas direcciones pero esos desarrollos no implican la introducción de algún elemento nuevo. La clave de esta afirmación se encuentra en que el movimiento de población producido fue micénico hacia el este, en Perati, Lefkandi, Emborio, Iálisos…en Chipre. Este movimiento de población implica también el traslado de individuos que fabricaban los objetos.

Por otro lado hay que reconocer la importancia de Chipre nos introduce a un momento culminante de la historia, la transición de la Edad de Bronce a la Edad de Hierro, siendo pionera en la labor de la siderurgia durante los siglos XII y XI a.C. Hacia el año 1000 a. C había llegado a Creta que una vez adquirida la tecnología, comenzó la búsqueda de nuevas fuentes de aprovisionamiento de hierro. Chipre realiza una función de catalizador que impulsa la industria del hierro al continente sin olvidar el terreno de la cerámica que introduce el uso del torno y el compás provisto de pincel múltiple con ello existe una mayor calidad. Ya durante la segunda mitad del siglo XI y todo el siglo X a. C las comunicaciones fueron quedando cada vez más aisladas. Sólo en Creta vemos vínculos con el mundo griego, los contactos entre Creta y Chipre no desaparecen.

Los antiguos centros son abandonados, al no haber asentamientos permanentes desaparecen la arquitectura monumental, como olvidar la ausencia de la traducción micénica de edificios de buena calidad construidos con mampostería ashlar , y al igual que desaparecen las tradiciones administrativas , desaparecen la necesidad de inventarios escritos y con ello el silabario lineal B. La especialización artesanal pudo mantenerse algún tiempo pues dependía del apoyo colectivo de la sociedad. La caída de los grandes imperios de Oriente Próximo en los últimos años del siglo XIII a. C, dio vía libre a los fenicios que tras la aparición de Asiria como potencia, se ven obligados a mirar hacia el oeste. Grecia se convirtió cada vez más en un objeto de interés, así conocemos que el sistema de escritura sentó las bases con en el alfabeto fenicio. Hacia finales del siglo IX a. C, tenemos indicios de que las sociedades de Grecia estaban empezando a organizarse, las necrópolis muestran mayor orden y reglamentación en su disposición. Los contactos entre los diferentes rincones se intensifican, al igual que las relacionen entre Grecia y Oriente.

3. EL ESCENARIO.


Grecia está formada por una serie de montañas de piedra caliza, agrupadas en serranías, que van disminuyendo hasta llegar a la costa. Las fuerzas geológicas han hecho un trazado muy irregular en las costas, tanto que son relativamente pocos los rincones aislados del mar. La mayor parte de Grecia tiene el clima mediterráneo. El sur y el este son mucho más secos que el resto. El relieve es el factor fundamental para la existencia de variedad de nichos ecológicos en muy poco espacio, por ejemplo un lugar puede producir una cosecha de trigo, mientras otro no podría dar nada por falta de agua. Esto ha hecho que los griegos se trasladaran con facilidad de un lado a otro. Tenemos que tener en cuenta que el mundo griego abarcaba una extensión más amplia a la actual, luego las características de este mundo en sentido lato habría que estudiar la geografía de buena parte de la cuenca mediterránea. La agricultura tradicional griega era la extensiva, las tierras diseminadas en parcelas pequeñas y teniendo en cuenta que solían estar a varios kilómetros de la residencia de agricultor.

Se utilizaba las bestias de carga como fuerza motriz para trasladar a las personas y los productos a ello se sumaban la cría de ovejas y cabras. Buena parte de la época griega existió una población no muy numerosa, el país no estaba explotado al cien por cien, y las haciendas estaban más concentradas. Los orígenes del sistema de agricultura intensiva se han perdido en la Edad Oscura. Cuando las comunidades son pequeñas, la explotación intensiva de carácter familiar puede llevarse a cabo desde una aldea. El grano cultivado habitualmente era la cebada antes que el trigo pues requiere más humedad. Los cultivos introducidos en Grecia durante o después del primer milenio a. C por dos motivos fundamentales, facilidad para comercializarlos y permiten una dispersión del trabajo agrícola a lo largo del año. Las pasas, el algodón y el tabaco fueron productos comerciales duraderos. El cultivo de la vid, grano y el olivo exigían más mano de obra y eran menos comerciales. Una de las ventajas del ganado ha sido su movilidad frente a la producción agrícola afectadas por las malas condiciones de los transportes.

La lentitud, por ejemplo, impedía sacar pleno provecho. Los productos que pueden elaborarse y almacenarse bien, como las aceitunas, las uvas y las verduras permitían a los labradores esperar que sus productos llegaran al mercado. La demografía de la época nos habla de unas verdaderas limitaciones humanas. La mortalidad de los recién nacidos debía ser alta, al igual que la infantil. Es muy probable que un cuarto de la población no superase los 40 años y que sólo un 5 por 100 no contará con más de 60. Los mitos griegos hablan de dioses que envían a los hombres pestes o hambrunas, claro está que parte de un reflejo de una época donde la mortalidad era elevada debido a enfermedades y escasez de alimentos. Tanto la Grecia arcaica y clásica el modelo de economía era de subsistencia. El consumo y la producción son las dos variables fundamentales para analizar. Si la población era numerosa se necesitaba producir mucho, por otro lado la producción agrícola requería una mano de obra numerosa. Los esclavos dominaban como mano de obra en pocos estados pero quizás fueran incrementando su número con el tiempo.

4. LA FORMACIÓN DE LAS COMUNIDADES: EL SIGLO VIII a. C

Grecia en el siglo VIII a. C es un mundo en proceso de cambio acelerado debido sobre todo a la influencia de los contactos cada vez mayores con el mundo exterior. A si mismo hubo un aumento de población durante ese siglo en comparación con los siglos XI o IX. Sin duda los restos arqueológicos en las tres regiones significativas del mundo griego, como Creta, el Peloponeso y el Ática lo confirman. Esto implica también innovaciones agrícolas para crear mayor excedente, prosperidad económica, aumento relaciones sociales y de rivalidades entre los grupos. Algunos indicios arqueológicos nos arrogan alguna luz. Por ejemplo, el mayor número de objetos manufacturados del siglo VIII a. C, reflejan una mayor prosperidad y una mejora de la alimentación con ello podemos deducir que la mortalidad y la infecundidad se habrían reducido. El siglo VIII a. C revela una serie de cambios importantes en las prácticas funerarias en Grecia. La exclusión de los enterramientos de adultos lejos de las zonas habitadas nos manifiesta una sociedad organizada colectivamente. En las últimas décadas del siglo VIII a. C, los objetos de metal constituyen uno de los pocos elementos que en Atenas marcan la diferencia entre los asentamientos de los ricos y de los pobres.

La continuidad de la actividad cultural también se vio mermada durante la Edad Oscura. Pero sabemos que las divinidades griegas tienen su base en la cultura micénica. El incremento de los santuarios también puede verse en testimonios, muchos más modestos que las construcciones monumentales o las imágenes de culto como son los exvotos. Estas estatuillas son un reflejo del hábito de la ofrenda, con un incremento durante el siglo VIII. La importancia del desarrollo del siglo VIII a. C, radica en el hecho de que algunos santuarios alejados de los centros de población se hicieron como templos, como el templo de Perkhora o la de Herarion de Samos, nos indica una sociedad bien cohesionada puesto que el mantenimiento de un proyecto colectivo necesita una financiación y coordinación. Las antiguas tumbas, thóloi, tumbas micénicas, se convirtieron en lugares en los que se depositaban ofrendas rituales. Existen yacimientos diversos de los siglos X y IX a. C pero mayor número a partir del VIII. Existían otros lugares de culto para los héroes, ejemplo del caso de Helena y Menelao en el mismo palacio. Otro rasgo propio de la Edad Oscura son los juegos. Podemos recordar los juegos fúnebres atestiguados en la Ilíada, juegos que se producirán de manera casual y no suponían excesiva notoriedad y en manos de la persona que los convoca.

Por ello el convocante mejora su Estatus al igual que sus participantes. También existían los juegos de las fiestas religiosas muy distintos, celebradas con regularidad y en fechas conocidas antemano. Durante la Antigüedad tardía, los Juegos Olímpicos del año 776 a. C se habían convertido en la fecha que daba inicio a la Historia de Grecia, aunque los juegos no comenzaron en realidad hasta el siglo IV a.C. Las victorias obtenidas eran tomadas como hechos de importancia universal. Tanto las ofrendas como los propios Juegos exigen la existencia de hombres ricos deseosos de competir y destacar. El préstamo más importante recibido de los fenicios, fue el alfabeto. Posteriormente hacia finales del siglo VIII a. C empiezan a aparecer fragmentos con alfabetos griegos con signos semíticos utilizados por los fenicios aunque funcionara de una forma distinta a los Fenicios. Existía una amplia red comercial destinada a asegurar el aprovisionamiento de metales desde la Edad del Bronce.

Los metales eran importantes ya que cualquier elite estaba dispuesta a cambiar cualquier materia prima o producto manufacturado que le pidieran. Estos recursos fueron los que llevaron a los griegos a establecerse en Pitecusa y a comerciar en Etruria. Unos de los hallazgos más famosos de la Pitecusa de finales del siglo VIII, fue la llamada “copa de Néstor”, símbolo mixto de la sociedad de la isla. Durante más de dos décadas Pitecusa fue la única colonia griega de Occidente, pero en el último tercio del siglo VIII a. C, los griegos se establecieron en numerosos puntos de Sicilia y del sur de Italia. La expansión de apoikía, casa fuera de casas, se observa claramente en los cambios observados en las prácticas funerarias en el siglo VIII. El comercio era la principal causa de migraciones. El arte figurativo reaparece en la segunda mitad del IX y a partir del siglo VIII a .C se disponen de diversas escenas enteras en la cerámica fabricada en lugares distintos. Numerosas estatuillas de bronce representado hombres, cuadrúpedos y pájaros, escenas figurativas en bajorrelieves en bandas de oro, o tallados en ciertas fíbulas de bronce y otros objetos de uso personal. Las imágenes utilizadas se extraían de la realidad cotidiana.

5. EL MUNDO DE HESÍODO Y DE HOMERO.


Tanto los poemas de Homero como los de Hesíodo , preservados más o menos en la forma que tenían a comienzos del siglo VII, tuvieron un efecto formativo sobre todo el mundo arcaico y clásico. Son producto de una tradición poética que se remonta incluso a la época de las tablillas lineal B del último siglo de la Grecia micénica. Los poemas habrían sido compuestos bastante después de finales del siglo IX, fecha que les atribuía Heródoto. Por otro lado la contribución de estos poemas de Homero, la Ilíada y la Odisea, y de Hesíodo, la Teogonía, Los trabajos y los días, aportan testimonios sobre las distintas maneras de ver el mundo. De la mano de Hesíodo podemos ver la lógica del culto y proporciona el tipo de explicación para interpretar los indicios materiales que se conocen de la arqueología. La Odisea puede mostrarnos cómo utilizaron los helenos las distintas costumbres y prioridades de los otros pueblos para determinar lo que debía ser griego y lo que no. Y la Teogonía puede aportar los testimonios que de la historia del arte y el desarrollo del alfabeto nos dicen acerca de los productivo que para las comunidades helénicas fue el choque de usanzas y objetos no griegos. Estos poemas revelan un alto grado de autoconciencia en lo concerniente a los valores morales y políticos. Nos ofrecen un testimonio incomparable de la madurez y la capacidad de autoanálisis que podía encontrarse en sociedades que constituían el público al que iban destinadas las obras.

6. LA REFORMA DE LAS COMUNIDADES: EL SIGLO VII a. C


Se puede analizar el cambio a finales del siglo VIII y ver el mundo griego que surge a partir de la exploración de los mitos, ahora claramente identificables, con el reconocimiento de los dioses, y las acciones colectivas. Mediante dos ejemplares nos permiten ilustrar la imagen del siglo VII, el vaso Chigi y el “píthos” del “Nacimiento de una divinidad” de Xobourgo. Ambos son ejemplo de una revolución artística .Los griegos adoptaron tecnologías e imágenes procedentes de diversas zonas de Oriente. A partir del año 700 a. C lo oriental se convierte en una forma de alardear de cosmopolitismo. Por otra parte la transformación del mundo de la guerra se puede ver tanto en las tradiciones históricas y literarias como en los documentos de carácter arqueológicos y artísticos. Analizando el caso de Esparta es una buena forma de conocer esa transformación. Se posee documentación rica del siglo VII, como las excavaciones en el santuario de Ártemis Ortia y en otros lugares de la ciudad.

Esparta se caracteriza por la dominación de un territorio ajeno, con la transformación en siervos de sus habitantes que pasaron a constituir el grupo de los ilotas. Esparta destacó por muchos conceptos entre las demás ciudades griegas del siglo VII a.C. Además, la constitución espartana fue especialmente precoz, pero a finales del siglo VII existían ya numerosos casos análogos. En Esparta la sociedad quedó definida y fortalecida en caso de guerra, por medio de la Retra, igual que otras comunidades llevaron a cabo la elaboración de leyes. Las primeras leyes estaban profundamente relacionadas con los conflictos existentes en el seno de la nobleza. A lo largo de los siglos VII y VI a. C, en muchas ciudades griegas el control político pasa a manos de un solo hombre, existe la tiranía. El siglo VII a. C fue la continuación de la expansión de las actividades fuera de Grecia e incluso dentro de la misma que produce un cambio decisivo de los objetos de atención. Las colonias fuera de Grecia se centraron durante el siglo VIII a. C, fundamentalmente en Occidente, en el sur de Italia y en Sicilia.

Durante el siglo VII siguieron estableciendo colonias en Occidente pero además en Egipto y en el noroeste, en la Propónite, el mar Negro y más cerca del continente, concretamente en el norte del Egeo. En otros puntos del mundo griego parece indudable el abandono de algunos poblados rurales. Un fenómeno religioso con gran repercusión fue el oráculo de Delfos, ligado a la Tiranía y a la colonización. Las consultas al oráculo eran referentes donde debían situarse las colonias y sobre la futura prosperidad y de sus límites. Estas preguntas las plantean sólo aquellos que tienen la autoridad necesaria como los cabezas de familia. Desde el siglo VII se conservan muchas menos ofrendas que del siglo VIII a. C, en particular las estatuillas de animales de bronce, sustituidas por las de figuras de hombres, que representaban músicos, portadores, artesanos, aurigas…et. Hacia finales del siglo VII a. C, aparecen las figuras de koûroi, hombres desnudos en posición vertical, mirando de frente, con los brazos apoyados en los costados, un pie ligeramente avanzado y de tamaño natural. Por otro lado, el desarrollo del santuario, el templo dórico, templos monumentales del siglo VII a. C, con cierta semejanza egipcia, hizo poco a poco transformar el aspecto externo.

.7. EL MUNDO GRIEGO EN 600 a.C.


Atenas a finales del siglo VII a. C refleja una imagen de luchas políticas. El derramamiento de sangre desempeñaba un papel primordial en la política, iluminada por una luz tenebrista por la poesía de Solón, sabio consejero que adoctrina a Creso, rey de Libia, en la creencia de que la felicidad nada tiene que ver con las posesiones materiales. Las numerosas anécdotas que los escritores de época posterior contarán de Solón y de sus actividades se basan en la poesía y a las leyes a él atribuidas, en tradiciones que no fueron fijadas por escrito hasta el siglo IV a.C. Buena parte de lo que nos ha llegado aparece dentro del contexto de la discusión política del Solón histórico: la Constitución de los atenienses atribuida a Aristóteles escrita hacia 320 a. C y la Vida de Solón de Plutarco, de comienzos del siglo II d. C, utilizan largas citas de su obra para corroborar sus afirmaciones. Los valores más importantes positivos son la patria, la libertad y la justicia; el peligro viene de la discordia civil, y lo primero que se necesita es una buena autoridad. Los poemas muestran un intenso deseo de mantener la gloria de Atenas por la que los dioses muestran un particular interés.

La importancia política que durante el siglo IV a. C alcanzó Solón el legislador, hizo que muchas leyes con las que nada tenía que ver, incluidas algunas del propio siglo IV, le fueron atribuidas. La aristotélica Constitución de los atenienses dice que las leyes más populistas de Solón fueron la prohibición de los préstamos con la garantía de la propia persona, la posibilidad de que un tercero pusiera pleito en nombre de la parte ofendida, y el permiso para apelar ante un tribunal de justicia. Existen otras leyes referentes a la propiedad. Se ocupó de las herencias y la legitimidad de hijos y se conoce el interés por la aristocracia. Con el tratamiento de la propiedad realizaba una norma de discriminación fundamental. Por otro lado las opiniones en torno a la figura de Solón y al problema de las deudas estaban influidas por la falsa creencia de que en tiempos del poeta existía ya la moneda. En realidad las primera monedas atenienses datan de mediados del siglo VI a. C, desconocida en tiempos de Solón. Este hecho nos revela no solo la atribución a Solón de una serie de leyes sino que supone una concepción de deuda en términos no monetarios, sino relacionada con obligaciones.

El mundo de Solón es un mundo de conflictos entre los miembros de la elite que tenían como trasfondo también discutir las lindes, herencia, controversias sobre las penas impuestas al delito de injurias o la ostentación y la rivalidad exhibidas en los funerales. Es un mundo donde los poderosos utilizan favoritismos sin compasión. El objetivo de sus leyes era poner obstáculos a los distintos conflictos instaurando un marco regular para la vida cotidiana ateniense. Sabemos que a pesar de su interés existían rivalidades entre miembros de la elite que solón no podía frenar. Aunque la crisis de Solón no fue de índole económico, sino social y político, ello no significa que los factores económicos no fueran del todo relevantes. Solón va a marcar diferencia en el modelo de distribución de la propiedad, las relaciones entre la aristocracia terrateniente y los que carecían de tierra se modifican para convertir los arrendatarios en pequeños propietarios.

Muy importante para la historia posterior de Atenas, pues esta población de pequeños propietarios vinculados a sus aldeas y campos, será la que a finales del siglo VI a. C se base la ulterior redistribución de los derechos civiles con las reformas de Clístenes que darán paso a un modelo democrático. Por otro lado podemos conocer la situación de la mujer en esta época, en la legislación soloniana aparece la mujer como un simple medio de los varones sigan teniéndolo todo atado y bien atado. Son útiles para mostrarlas en los funerales, o son un medio para mantener en pie una familia en ausencia de herederos varones o bien como objetos de propiedad del varón. Existen varios poemas que nos ofrece una imagen detallada sobre la mujer en este mundo. Como los poemas de Semónides de Samos que en un tono más o menos autoreflexivo, expresa la crítica a las esposas de los demás, sin reconocer que el destino de todos es parecido, debido a la cadena de deseo forjada por Zeus, que obliga a los hombres a pelear por las mujeres. Esta imagen no se correspondía con la realidad del mundo del año 600 a. C, afortunadamente podemos demostrarlo por otros tipo de poesía de la misma época que también se nos ha conservado. Son los de Alcmán y también en Safo o en el Himno homérico a Deméter.

Poemas que revelan una apreciación por parte de los hombres de valores positivos que poseen lazos efectivos existentes entre las mujeres. Para conocer el marco físico el autor recurre a testimonios arqueológicos que permiten formar una imagen a grandes rasgos de la uniformidad y a la vez variedad de los tipos de hábitat que configura la vida de los griegos. Son Tasos, Metaponto y Mégara Hiblea. En estos tres lugares durante los últimos años del siglo VII se produjo una transformación física de los asentamientos que poco a poco se fueron convirtiendo en comunidades de exclusiva supervivencia a centros con una identidad cívica propia, dispuestas a invertir en bienes y servicios colectivos.

8. INTERRELACIÓN DE LAS CIUDADES: EL SIGLO VI (600-520 a. C.)


A partir del siglo VI, las ciudades griegas van aliándose poco a poco para llevar a cabo acciones comunes a medida que los problemas políticos dejan de ser meramente locales. Por ejemplo, a comienzos del siglo VI a .C, el modelo de los Juegos Olímpicos fue copiado por los de Nemea, Delfos e Istmia, formándose un circuito en el que las fiestas celebradas en cada uno de estos santuarios tenían lugar en una secuencia fija de cuatro años. A los veinte años de la instauración de los tres nuevos certámenes panhelénicos los atenienses renovaron las fiestas de las Panateneas convirtiéndolas en celebración cívica a gran escala. Ahora se rendía homenaje a la diosa de la ciudad con una serie de certámenes que llamaban la atención de todos los griegos. Todo esto podemos apreciarlo en el ámbito de las artes visuales. Ya que durante el siglo VII, en la escultura surge el estilo dedático adoptado de forma generalizada y con la aparición de los Koûroi y las kórai. Por otro lado la escultura arquitectónica junto con la moneda, nos permitirá apreciar también los límites del panhelenismo cultural durante el siglo VI a.C. La acuñación de la moneda de plata en la Grecia propiamente dicha dio comienzo al abandono del electrón en Lidia. Probablemente la moneda más antigua de Grecia sea la Egina. Durante el siglo VII a. C, la aparición de los muros de piedra y de los complicados tejados incrementó más el predominio de las construcciones religiosas, templos unos junto a otros en recintos sagrados, dentro de la ciudad que aumentaron su tamaño y refinamiento. Los griegos, utilizaban estas construcciones para identificarse a sí mismo como miembros de la comunidad helénica en sentido lato pero también aparecen estilos arquitectónicos regionales como el orden jónico, dórico...etc.
La conciencia de pertenecer a un mismo pueblo (éthnos) que habitaba toda una región fue más fuerte durante toda la época arcaica Aunque no estaban organizados para la guerra, al tener una conciencia vaga de lo que era el territorio común incrementado por la movilidad de los asentamientos. Durante el siglo VI este entramado de comunidades eran conscientes de su peculiaridad. Así destaco, Esparta que lideraba la liga del Peloponeso, que significo una alianza ente ciudades del centro y norte del Peloponeso, a excepción de Argos, quizás promovido por el oportunismo más que por el idealismo.

9. LA TRANSFORMACIÓN DE LA GRECIA ARCAICA, (520-479 a.C)


La entrada de Persia en el mundo griego supuso un cambio profundo. Existirá una transformación transcendental en el panorama político. Al igual, el fin de la tiranía en Atenas fue el resultado directo de la intervención de Esparta. La polarización posterior del mundo griego en torno a Atenas y Esparta y la tentación constante de uno y de otro a pedir apoyo a Persia con el fin de aventajar a su rival, es consecuencia de esa transformación. Atenas dejará de ser una ciudad débil gracias a isegoría y la isonomía, cuando los atenienses empiezan a calificar su régimen constitucional de demokratía o poder del pueblo. Sumando las innovaciones institucionales introducidas por Clístenes, nuevas tribus, el Consejo de los Quinientos y los demos. El nuevo ejército ateniense y sus éxitos inmediatos desempeñaron un papel importante en el fortalecimiento de Atenas. A comienzos de la última década del siglo VI a.C, la Grecia continental seguía mostrando hacia Persia una ingenuidad que los griegos de Jonia había perdido más de un cuarto de siglo antes, pero no la conservarían cuando diera comienzo el nuevo siglo. Los orígenes de la rebelión de Jonia fueron políticos, existía un descontento por la presencia de los persas también en Caria y Chipre que se sumaron a los rebeldes. En la rebelión los jonios fueron derrotados y aunque tuvo consecuencias terribles, las transformaciones no fueron del todo negativas.

Puso fin a la existencia de tiranos que gobernaban con el apoyo de Persia. Las guerras médicas se convirtieron en el elemento organizador en torno al cual se configuraría el pasado de Grecia. En el esfuerzo bélico contra Persia participaron suficientes ciudades helénicas para asegurar el éxito pero la unidad de los griegos es en buena medida un simple mito. Aparte de Atenas y de la Liga del Peloponeso, el número de ciudades participantes es bastante bajo. Y lejos de reforzar la unidad la guerra sólo proporcionó nuevos argumentos para la discordia. Si las guerras médicas modificaron la historia política de Grecia, la guerra contra Cartago en Sicilia se sitúa en los comienzos de la historia política de esa parte del mundo griego. Nos referimos a la batalla entre griegos, elimeos y cartagineses hacia 580 a.C. Al rechazar a los persas, los griegos de la metrópoli estaban rechazando las culturas de Oriente, la Grecia clásica se vio culturalmente aislada. Pero la derrota de los cartagineses en Himera no supuso para los griegos de Occidente un divorcio análogo de sus vecinos, los cartagineses mantuvieron su presencia en Sicilia y no tardarían en mostrar su poderío militar. Y trajo ventajas comerciales.

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?