miércoles, 31 de julio de 2013

La tradición historio-gráfica andaluza sobre la antigüedad

 Un territorio tan extenso como Andalucía cabe despertar el pleno interés por los restos arqueológicos encontrados o que aun por encontrar abre el interés , sobre todo, en la historiografía española. Esto nos debe hacer tener en cuenta como la Historia de Andalucía ha estado al margen de lo suscitado en otros territorios históricos en cuanto al factor nacionalista que han imperado en ellos, pues no lo ha habido en el sur por la inexistencia de la misma siempre y cuando nuestra historia ha estado compartida con la de España en los círculos culturales e intelectuales de la capital española o como podemos observar como historiadores andaluces han escrito sobre su propia historia sin ningún matiz diferenciador. Es por tanto importante la demostración de una rica esencia histórica procedente del sur a través de sus diferentes épocas concernientes a la Antigüedad hasta la Época Moderna. A través de las diferentes épocas históricas habidas en la génesis de la historia de España se ha venido observando las distintas formas de percepción de la misma esencia histórica vista desde distintas etapas y sus correspondientes épocas por la que se intento formular una comprensión diríamos evolutiva para entender la historia coetánea que les toco vivir a determinados autores pero escribiendo sobre aquellas que ninguno de ellos vivió caso de las fuentes escritas de la Antigüedad Clásica donde se hacia mención a los antiguos reyes de aquel imperio y reino de Tartessos , como también, aludiendo el matiz religioso imperante de los hechos que mencionan el Antiguo Testamento. Ante tantas formas de formular el origen de una historia en sus inicios se podría caer en el vacio no del plagio únicamente sino de la falacia o de las mentiras piadosas (falsos cronicones) que muchos pudieran considerar como verdad y de valor legitimo para considerarlo como parte de dicha Historia en general . A parte del interés de los anticuarios por las ciudades y su decimononismo estaría incluso el recuperar parte de ese pasado a través de un largo coleccionable, pese a su eclecticismo, de los restos de un ayer remoto siendo una materialidad latente frente al mito y leyenda. Sin duda, el Sur tendría un papel importante no solo por el interés por las antigüedades , aunque no la poseyera la nobleza local, sino por ser un territorio por donde se adentraron infinidades de civilizaciones y donde sus restos fueron ubicándose en muchas de las ciudades de la geografía andaluza. No hay que olvidar la Historia al servicio del poder en determinados momentos indiferente la centuria que potenciaron la historia local , así como, la numismática en el mismo ámbito siendo un verdadero testimonio arqueológico en entorno a la Baja u Occidental de Andalucía. Avanzando en el tiempo, la visión de la historia dentro del signo arqueológico cambiaria durante la ilustración dejando las etapas anteriores en lo que respecta a lo gótico, renacentista o Barroco. La creación de instituciones culturales hicieran potenciar aun mas el conocimiento del pasado potenciando las actividades de excavaciones siendo mejor documentadas y con mayor frecuencia, aunque las falsificaciones no estarían tampoco exentas en esta época como en las anteriores. Pero la historia tendrá una revalorización dentro del ámbito político y social durante el siglo XIX donde todo se dirigiría a las esencias nacionales o me atrevería a decir “Glorias Patrias” de la Historia de España en la época de finales del Antiguo Régimen y adentramiento del Régimen Liberal que poseería un componente nacionalista y de las que todas provendrían de gentes nacidas en esta parte meridional del viejo continente con la que se observa la ausencia de una historia de carácter regionalista o nacionalista , excepto la primer Historia de Andalucia (1.869) Siguiendo el marco organizativo provincial surgido de la idea de Javier de Burgos serian en cada una de las provincias donde surgirían instituciones que se interesaran por la conservación del patrimonio histórico-artístico pese al existir el escaso apoyo por parte de las autoridades oficiales en lo que se refiere político –económico , en una época tan convulsa entretenidos en promulgar infinitas constituciones, guerras por la legalidad arrebatada, revoluciones o cambios de regímenes, sin olvidar que el gabinete prevalecía sobre el campo. Fueron otros llegados de los allendes que empezaron alumbrar la oscuridad de las piezas enterrada en nuestra geografía (Bonsor, Siret, Schulten …) y que posteriormente llegaría la prehistoria y la protohistoria a la parte más meridional de la península. El siglo XX se adentra con la agonía de la glorias patrias aplacadas tras el desastre de la guerra colonial hispano-estadounidense se crea nuevos organismos e instituciones posteriores (JAE)(UNIVERSIDAD DE ARQUEOLOGIA Y PREHISTORIA) y los estudiantes poseerán una formación en el extranjero donde impera el difusionismo historicista. Durante la guerra civil y la instauración del régimen franquista supuso una ruptura con el resto del continente europeo que fue subsanándose en las décadas posteriores. En la última parte del anterior siglo cambia sustancialmente surgirían en Andalucía nuevas universidades y el estudio de nuestro pasado cambiando el marco jurídico en lo que respecta el carácter tutelar entre el gobierno central y autonómico que ha sido trascendental para avanzar más en los postulados de nuestra historia antigua en su modernización y actualización de la misma.

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?