miércoles, 31 de julio de 2013

Comentario de texto sobre TESTIMONIOS DEL ARCHIVO GENERAL DE INDIAS (AGI), Audiencia de Charcas (legajos 284, 176.) SOBRE EL RÉGIMEN DE ENCOMIENDAS EN LA PROVINCIA DEL TUCUMÁN (VIRREINATO DEL PERÚ), SIGLO XVIII. Introducción: Los fragmentos que vamos a analizar tenemos tienen en común el contexto de fondo la supresión del régimen de encomiendas en la provincia del Tucumán por parte de la Corona. Estos textos nos van a servir para construir un análisis sobre el régimen de encomiendas que se desarrollo dentro de la América colonial donde podemos construir sin duda la estructura del trabajo indígena. Unos por ser un testimonio directo de denuncia ante ciertos abusos y otros por ser una súplica directa al rey para que no se suprimiese la encomienda. Análisis Podemos empezar a desarrollar el tema afirmando que la Corona estaba interesada por el Tucumán tanto por constituir una ruta hacia el Atlántico como por ser una región económica subsidiaria de los centros del sistema colonial. Esta región quedará bajo la tutela de un gobernador y los indios bajo las encomiendas privadas donde controles institucionales pocos efectivos dieron paso a las ordenanzas reales. Debemos destacar que existió un sistema de organización indígena peculiar en esta región. No olvidemos que hasta 1545 los conquistadores, transformados en vecinos encomenderos se consolidan como señores de la tierra, afianzando un fuerte poder independiente de la corona, basado en un sistema de servicios personales donde los pueblos conquistados entregaban su trabajo como tributo. Aquí podemos mencionar el fragmento de la Carta del Obispo de Córdoba1 donde describe los abusos a los indígenas en 1714. Como sabemos el desarrollo de este sistema dio lugar a numerosos abusos sobre los indígenas. Ahora bien la Corona intentará imponer un sistema jurídico que regulase las relaciones de los encomenderos con los encomendados con Leyes Nuevas que trataba de impedir la consolidación de un sistema señorial o feudal. Las consecuencias fueron la rebelión de los encomenderos y el enfrentamiento en la Corona, conflicto que se extendió durante varios años que concluyó con la victoria de la Corona que irá imponiendo su política y debilitando el poder de los encomenderos. Y ante los apuros económicos de los últimos Austrias y el cambio de política de la monarquía española con la llegada de los Borbones, surge la desaparición de la encomienda una de las instituciones que durante los dos siglos precedentes. Sabemos que desde el fines del s,XVII, ante la escasez de recursos económicos que la Corona estaba padeciendo, se pensó en suspender las encomiendas de Indias, e incorpóralas en la Real Corona. Pero no se hizo efectivo hasta las dos primeras décadas de la centuria dieciochesca, periodo donde se fueron dictando una serie de decretos, base jurídica para la supresión de las encomiendas. A principios del s.XVIII el rey promulgo un decreto por que las encomiendas bajo personas no residentes en las Indias debían incorporarse a la Corona a la muerte del actual poseedor que tuvo una repercusión importante en la gobernación del Tucumán. Pero aún mas fue inquietante el decreto de diciembre de 1707 por el cual se disponía la incorporación de las encomiendas de corto número de indios a la Corona objeto sin duda del primer fragmento de la Carta de Estaban de Urizar y Arespocohaga1 donde ruega el mantenimiento de estas encomiendas cortas. Esta extensa carta enviada al rey el 24 de julio de 1714 de Esteban de Urízar en la que se resumen magistralmente los principales argumentos sobre la inconveniencia de su puesta en práctica en la región. En ella se reflejaba el carácter militar de la institución donde los encomenderos eran los únicos que defendían los ataques indígenas por lo que si se quitaba “ la esperanza de conseguir por medio de sus servicios alguna encomienda aunque fuera corta, no entrarían a las campañas ni acudirían con la alegre voluntad que hasta aquí …” También es importante este testimonio porque pone en relieve el aspecto más importante de la encomienda tucumana, el haberse desarrollado en la modalidad de encomienda de servicio personal como antes mencionamos. El objetivo de Urizar se había alcanzado con una real célula por la que se eximía a esta región del cumplimiento de aquella disposición. La Corona acepto esta situación “ilegal” por la realidad social, económica y política en la zona tucumana. Aunque años después acabarían imponiéndose al decretarse la supresión general de las encomiendas. 1 En 1707 asumió el Gobierno del Tucumán Don ESTEBAN DE URIZAR Y ARESPACOCHAGA. Había sido nombrado Gobernador por el Rey, en 1701 pero ante la imposibilidad de asumir funciones, permaneció en Buenos Aires como consejero militar en la Defensa de La Banda Oriental del Uruguay contra los portugueses. Una vez asumido el gobierno, mantuvo en sus cargos a los tenientes de gobernador y a los altos funcionarios de la administración, atendiendo con celo los requerimientos de los vecinos. Limpió las fronteras de bárbaros e infieles, En 1710 organizó una gran expedición al interior del Chaco, coordinando sus fuerzas con las ciudades de Asunción, Corrientes y Santa Fe. Después de varios combates consiguió someter y reducir a los malbaláes y alejar temporariamente la amenaza de las tribus tobas y mocovíes con la fundación del Fuerte de Ledesma. A su amparo se repoblaron tierras que habían sido arrasadas por las invasiones indígenas. Si bien Urízar no consiguió todos sus objetivos ni logró reunirse con las fuerzas de las otras gobernaciones, su expedición ocasionó un desplazamiento de gran parte de las tribus guerreras hacia las otras fronteras. No obstante tuvo que organizar otra entrada en 1719 para castigar a los indígenas sublevados sobre las riberas del Pilcomayo – que reconoció en su curso superior –; la paz conseguida en estas jornadas, le valió el cargo de Gobernador vitalicio del Tucumán otorgado por el Rey en mérito a sus relevantes servicios. Una característica que distinguió a D. Esteban de Urízar fue el buen trato y el respeto que dispensó a los indígenas, sin empañar con actos indignos la firmeza y resolución con que llevó a cabo sus empresas. Muera en 1724 quedando en su cargo Don ALONSO DE ALFARO, durante seis meses y pro disposición de la Audiencia de Charcas. También perseguían con tal medida evitara abusos de los encomenderos en aquellas encomiendas de poco número de indios eran las más numerosas y típicas. En este sentido el fragmento de Luis Capoche2 describe los malos tratos y la desgraciada vida de los indígenas. La Relación General de la Villa Imperial de Potosí que Luis Capoche, fue redactada en 1585 y en ella describe la historia del descubrimiento del Cerro Rico de Potosí y su desarrollo, así como una descripción de la vida económica y social de la ciudad hasta dicha fecha. Fue dedicada al virrey don Hernando de Torres y Portugal, Conde de Villar. El propósito de la obra era según el propio autor facilitar la compresión de los asuntos del Cerro y sus dificultades. La relación constituye una fuente incalculable de información sobre las formas de trabajo y de vida en el Cerro y la Villa Imperial en el siglo XVI. Conclusión El tema principal que hemos abordado en este capítulo es sin duda la evolución de la encomienda en la zona de Tucumán para ello hemos hecho uso de los Testimonios del archivo general de Indias de la Audiencia de Charcas. Concretamente hemos hecho uso y análisis de la carta de Esteban de Urízar, la Carta del Cabildo de San Miguel de Tucumán, la Carta del obispo de Córdoba del Tucumán y el fragmento de Luis Capoche relativo al trabajo indígena en las minas del Potosí. La encomienda fue en definitiva la clave para entender la sociedad indiana. Esta institución tan pretendida y valorada por los conquistadores y los primeros pobladores constituyo uno de los pilares básicos en la conquista. Ya que se puede resumir la tarea principal del encomendero en defender y extraer un rendimiento económico de la tierra indiana. Aunque su evolución dejará al descubierto un sistema que hacía aguas y que incluso iba a contracorriente de los intereses de la Corona que intenta imponerse hasta que consigue su supresión. 2. Ingeniero español nacido probablemente en Sevilla y fallecido en Potosí, Bolivia, con posterioridad a 1613.Capoche debió nacer en Sevilla, donde con toda certeza residió, y probablemente participó en los tercios de Flandes, como se desprende de su escrito. Joven todavía, se trasladó a Perú para instalarse definitivamente en Potosí después de haber conocido otros lugares, entre ellos quizá Nueva España. La Relación de que es autor no fue publicada en su época. Debió ser el autor hombre de confianza porque el delegado del virrey, Pedro de Córdova Mesia, le facilitó el acceso a documentos oficiales y le instó a que incluyera algunos extremos de su interés particular. Bibliografía • SOCIEDADES INDÍGENAS Y ENCOMIENDAEN EL TUCUMÁN COLONIAL.UN ANÁLISIS COMPARADO DE LA VISITA DE LUJÁN DE VARGAS • Los Andes: Cincuenta años después (1953 a 2003) Carmen Salazar Soler

No hay comentarios:

¿Te ha resultado amena la entrada del blog?